Singapur parece una de esas ciudades del futuro que vemos en las películas, repleta de rascacielos imposibles, centros comerciales en los que sólo tienen cabida las mejores marcas, que alberga el único Gran Premio nocturno de la Fórmula1; una ciudad dónde todo está conectado y es inteligente. Tiene ciertas similitudes con otras súper ciudades como…


Etiquetas: