Taj Mahal

En una de las 7 maravillas del mundo moderno, el Taj Mahal

El Taj Mahal es una de las siete maravillas del mundo moderno; y con razón. Todos lo hemos visto miles de veces en la tele, en documentales, pero la sensación de encontrarte cara a cara con algo tan sumamente bello es totalmente sobrecogedor.

El Taj (que se pronuncia como “Tash”) está situado en Agra, una ciudad industrial que tiene poco que ofrecer; de todas formas, el impresionante palacio de mármol hace que acercarse hasta esta polvorienta ciudad sea un must. La entrada es bien cara, 750 rupias (11€), pero no te pongas terco y no intentes buscar “trampas” para fotografiarlo desde fuera, entra y deja que tu vista se deleite.

Junto con la entrada reparten un botellín de agua y unos cubre zapatos. Son de lo más tikis-mikis, y no nos dejaron meter la GoPro. Tampoco un libro que llevábamos en la mochila, ya que está prohibido meter libros que no sean guías dentro del recinto. Así que Adrián tuvo que volver al hostal para dejar ambas cosas. ¿Por qué Adrián y no yo? Pues básicamente porque yo tenía diarrea, y estaba aguantando el tipo como podía. En Jaipur comí en un puesto de la calle en el que el chef tenía las manos llenas de suciedad: manejaba el dinero, se daba una vuelta por ahí, volvía, manipulaba la comida… con deciros que me devolvió las rupias con trozos de perejil creo que lo digo todo. De hecho, estuve a punto de no ir a ver el Taj Mahal, me encontraba fatal, y no me veía capaz de alejarme del baño. Desde el bar que había en el tejado de nuestro hotel se veía el Taj a la perfección, y pensé en conformarme con esa vista. Pero Guillaume y Adrián no me dejaron atrás, y me sacaron a patadas de casa, lo cual les agradezco.

IMG_7971

Curiosidades sobre el Taj Mahal

El Taj Mahal es un edificio perfectamente simétrico. Fue construido por Shah Jahan en memoria de su tercera mujer, que murió dando a luz a su decimocuarto hijo en 1631. La construcción empezó un año más tarde y se cree que se necesitaron 8 años para construir el edificio principal, aun así, el complejo no estuvo completo al 100% hasta el año 1653. Shah fue derrotado por su hijo un año después de que se completara la obra, y encarcelado en el Fuerte de Agra, desde donde podía contemplar el Taj. Cuando murió, su hijo le enterró dentro del palacio, al lado de la tumba de su tercera mujer, rompiendo así con la simetría que él tanto había deseado.

20.000 obreros de India y Asia Central trabajaron en la construcción, y trajeron a expertos artesanos de sitios tan lejanos como Europa para ayudar en la obra.

En los jardines del interior del recinto, hay unas pequeñas fuentes, que cuando no están en marcha permiten ver el Taj Mahal reflejado con total claridad. Los minaretes que rodean el edificio central son meramente decorativos, y están construidos a una distancia prudencial, para asegurarse de que en caso de terremoto no caigan encima del edificio principal. Se construyó una mezquita roja al oeste del edificio, y se construyó otro edificio exactamente idéntico al este para mantener la simetría. Los viernes el Taj Mahal cierra sus puertas a los turistas, y sólo los hombres musulmanes que acuden a rezar a la mezquita pueden acceder al recinto.

En las ciudades indias los niveles de polución son extremadamente altos, y Agra no se libra de esta desgracia. Por culpa de la suciedad en el aire, el Taj Mahal fue paulatinamente adquiriendo un color amarillento nada atractivo. Así pues, en el año 2002 fue sometido a un tratamiento de blanqueamiento en el que usaron una solución llamada multani mitti que mezcla tierra, cereales, leche y lima, y que ha sido usado durante generaciones de mujeres indias para embellecer su cutis.

IMG_8013

Mitos sobre el Taj Mahal

Hay varios mitos de lo más curiosos sobre el Taj, esto son los dos que más nos han impresionado:

  1. El Taj Mahal negro: la leyenda cuenta que Shah Jahan ordenó la construcción de un edificio idéntico en mármol negro al otro lado del río, para que fuese la imagen en negativo del Taj Mahal blanco. Se creía que la construcción comenzó justo antes de que él fuese derrocado y puesto en prisión por su hijo, pero las numerosas excavaciones que se han hecho en la zona no han aportado evidencia alguna sobre la veracidad de este mito.
  2. Cortaron las manos a los obreros: existe la leyenda de que Shah ordenó que se les cortasen las manos a los obreros para que no pudiesen construir un edificio tan bello nunca más. De todas formas, no hay ninguna evidencia histórica que pruebe esta teoría.

¿Cómo es el atardecer en una de las siete maravillas?

El atardecer es un verdadero escándalo. Todas la guías recomiendan ir al otro lado del río, a la parte de atrás del Taj, para contemplar la puesta del sol. Antes se podía cruzar el río en barco, pero nosotros nos topamos con la policía, y nos decían que la única manera de cruzar al otro lado era tomar un taxi y cruzar por carretera, lo cual lleva unos 40 minutos. Negociamos con la policía, y al final, aunque no nos dejaron cruzar a la otra orilla, nos dejaron subirnos a una barcaza que navegó durante 15 minutos por el río (que es un apestoso vertedero) para que pudiésemos sacar un par de fotos y apreciar la belleza del atardecer. La “broma” nos salió a 100 rupias por cabeza.

Atardecer Taj Mahal

Etiquetas: