hombres agarrados de la mano en India

¡GAY! Parecerlo y padecerlo

En India el matrimonio gay es legal. Pero en India las leyes impuestas por el Gobierno no valen para mucho, ellos tienen sus leyes paralelas; sus costumbres. Y según la costumbre india, ser gay es una cosa (enfermedad sin cura) muy muy mala que hoy en día está empezando a afectar a algunos hombres. Es como lo de las castas, que el sistema está legalmente abolido, pero todos se casan con gente de su misma casta, y si no es así, se lía parda.

Adrián y yo somos dos chicos occidentales, limpitos y medianamente bien vestidos (este es el feedback que hemos recibido al menos, corregidme si me equivoco) que andamos viajando juntos por el mundo. Nos llevamos muy bien, nos queremos y cuidamos uno del otro, pero somos “sólo” amigos; somos heterosexuales

Aun así, muchos indios nos han preguntado si somos gays. Al principio me parecía algo incómodo que pudiesen llegar a pensar que soy gay, me apresuraba a responder que no con una sonrisa, como si estuviese pidiendo perdón por haber parecido gay ante sus ojos. La pregunta siempre nos la hacen con muy poco respeto, a veces incluso sin haber mediado palabra anteriormente se acercan y preguntan “¿Gay?” o “¿Straigth?”. Otras veces son algo más sutiles y preguntan “¿married or unmarried?”, y al decirles que no estamos casados lo siguiente siempre es o bien preguntar por nuestra edad, o preguntar si tenemos novia. Ni Adrian ni yo tenemos novia, y según la cultura india, ya tenemos edad para estar casados (o por lo menos tener planificado cuando nos vamos a casar), así que enseguida empiezan a pensar que somos homosexuales; chicos occidentales (con dinero, ricos a su parecer) que no han “conseguido” casarse ni encontrar novia a la edad de 25… raro raro.

Siempre que han pensado que éramos homosexuales el trato ha sido manifiestamente peor; empiezan a reírse entre ellos, dejan de hablarte, o si te hablan, te hablan con miedo, como si fueses a hacerles algo. Al principio intentaba explicar que sólo somos amigos, pero dejé de hacerlo, si todos nos excusamos no van a aprender a tratar bien a las personas sea cual sea su sexualidad; la tolerancia y el respeto son las herramientas de la cordialidad.

La paradoja

India es un país en el que la represión sexual es tremenda. Desde pequeños, hombres y mujeres crecen separados, y no hay contacto entre distintos sexos hasta que se casan. Los matrimonios están concertados, son las familias las que buscan pareja a sus hij@s, y los “novios” no se conocen hasta el mismo día de la boda, lo cual significa que los indios no saben relacionarse con las mujeres, no saben jugar al juego de la seducción, y sacian sus necesidades de afecto con los hombres (aunque la homosexualidad está muy censurada y mal vista).

Es una paradoja total, en India se puede ver a montones de hombres agarrados de la mano paseando por la calle, abrazados, haciéndose carantoñas, etc. Son símbolos de amistad en la mayoría de los casos, no significa que sean gays, como decimos antes, sacian sus necesidades de afecto entre ellos. Pero entonces, ¿Por qué ese rechazo? Si hay millones de indios que se lo montan hasta con animales, ¿Por qué no dos hombres?

Además, los travestis y transexuales están bien valorados. Se dedican principalmente a pedir dinero y TODO EL MUNDO les da dinero, sino, se bajan los pantalones donde estén. Pero da buena suerte tener a uno de ell@s como padrino/madrina en una boda.

Algo en lo que coincidimos todos los viajeros que andamos por este país es que en India nada tiene sentido para nuestra mente occidental, y que todo es posible.

Etiquetas: