Pescador Lago Inle Myanmar

Inle Lake, un “must” si viajas a Myanmar

El Lago Inle, o Inle Lake como se le llama entre los viajeros, está situado al este de Myanmar, rodeado de montañas y bastante aislado del resto de atracciones turísticas del país. El lugar es especial porque los locales de Inle aún conservan su modo de vida tradicional; viven en casas construidas sobre el lago, cultivan unas huertas flotantes que han creado ellos mismos, reman usando sus piernas y pescan con utensilios de lo más curiosos.

Cómo llegar

Como ya hemos dicho, Inle está bastante aislado, ya que se encuentra a una altitud de 900 metros y rodeado de montañas. De todas formas, hay conexiones desde los principales puntos turísticos (Mandalay, Yangon, Hsipaw y Bagan), aunque los autobuses no son exquisitos, y la carretera tiene un sinfín de curvas. Nosotros llegamos desde Hsipaw, tras un trayecto de bus que duró 15 horas. Lo mismo para salir de allí; nos metimos en un bus a Yangon que duró 14 horas.

Dónde alojarse

El lugar más económico en el que alojarse es Nyaungshwe, donde nos agolpamos todos los mochileros. Aun así, todo el área de Inle es cara, tanto para comer como para alojarse.

Mercado Local Lago Inle

Mujer local vendiendo verduras en el mercado

Qué ver y hacer

Nosotros estuvimos dos días en Inle, el tiempo perfecto para disfrutar de todo lo que el área puede ofrecer. El primer día alquilamos unas bicicletas para explorar la zona por nuestra cuenta, y el segundo hicimos un tour de día en barco por el lago. Definitivamente, Inle Lake es un lugar que no puedes perderte si viajas a Myanmar.

 

  • Día en bicicleta por los alrededores: llegamos a Inle pronto por la mañana, así que dejamos las mochilas en el hostal y alquilamos unas bicicletas (que nos salieron gratis porque las pillamos en la agencia en la que contratamos el tour en barco para el siguiente día). Rodeamos parte del lago en bicicleta disfrutando de las vistas sobre las montañas hasta que el camino se cortó, entonces, metimos las bicicletas en un barco y cruzamos de un lado al otro del lago. Pedaleamos por la nueva orilla hasta llegar a unos viñedos, y subimos a ver la bodega (el vino era demasiado caro, unos 3 dólares americanos por copa, y teníamos miedo de sentirnos decepcionados, así que preferimos ahorrarnos el dinero, pero había un grupo de chinos que estaban muy contentos con el vino). La bodega es un buen lugar desde el cual presenciar el atardecer, pero estábamos cansados, así que partimos antes de que cayese el sol. Disfrutamos mucho del día, aunque no hiciéramos nada absolutamente alucinante.
  • Día en barco por el Lago Inle: nuestro tour empezó a las 6.00 am. Anduvimos hasta el “puerto”, nos subimos a un barco típico de la zona (largo y estrecho) y comenzó la diversión. Tras recorrer un par de kilómetros por un río llegamos al lago, donde gracias a la luz del amanecer, pudimos sacar fotos preciosas de los pescadores faenando. Visitamos varios lugares: primero un mercado local, luego los huertos flotantes en los que cultivan tomates, más adelante una joyería en la que trabajaban plata, una tienda en la que tejían ropa con la seda extraída de la flor de loto, pueblos enteros con casas de bambú construidos sobre el lago, etc. Después de comer subimos río arriba hasta llegar a un poblado en el que pudimos darnos un baño en las cristalinas aguas del río (cuando subíamos río arriba vimos a personas y animales aliviar el sofocante calor dándose un chapuzón, e imitamos la conducta). Volvimos a Nyaungshwe sobre las 4, justo a tiempo para darnos una ducha y subirnos al autobús.
Faenando con los utensilios locales

Faenando con los utensilios locales

Inle es un lugar verdaderamente bonito, y como no puedo poner todas las fotos que me gustaría en el post, os dejo el enlace al álbum de Myanmar que tenemos en nuestra página de Facebook.