Jaipur

Jaipur, la ciudad rosa de Rajastan

Jaipur es la capital de Rajastan, una gran ciudad que aunque es conocida como “Pink City”, de rosa no tiene nada. Es un verdadero caos, una de las ciudades indias que menos nos ha gustado hasta la fecha, aunque si te alejas de la ciudad puedes disfrutar en relativa calma de los fuertes que rodean las montañas cercanas y de los lagos que hay alrededor.

¿Por qué Jaipur es la ciudad rosa?

La parte vieja de la ciudad está pintada de naranja completamente, no encontraras una fachada que no sea naranja. Entonces, ¿por qué la llaman “la ciudad rosa”? Pues porque, cuando el Príncipe de Gales visitó Jaipur, vestía unas gafas de sol que le hicieron pensar que las fachadas eran rosas. Debe de ser que no se quitó las gafas en todo el rato que pasó en la ciudad vieja, así pues, cuando volvió a Inglaterra, les contó a sus allegados que Jaipur era rosa. Este hecho se hizo popular, y desde entonces, Jaipur es conocida como la “Pink City”.

Qué ver y hacer en la ciudad de Jaipur

Según la Lonely Planet hay varios puntos de interés para visitar en Jaipur. Nosotros visitamos gran parte de ellos; de hecho, compramos un ticket por 200 rupias (para estudiantes; si no, son 400 rupias) que era válido para dos días y que te daba acceso a un montón de atracciones turísticas. Pero nuestra opinión es que no merece la pena parar en Jaipur, las cosas que vimos en la ciudad no compensan el ruido, la polución y el absoluto caos que reina en la ciudad. Parece que todo el mundo está metido de coca; los vendedores y conductores de rickshaw no paran de atosigar a los turistas.

El aire está envenenado (irrespirable, irrita las vías respiratorias), las calles sucias (como si fuese un vertedero), y los conductores no paran de tocar el claxon (pero en plan a lo bestia); el dolor de cabeza está asegurado.

Qué ver alrededor de Jaipur: el Fuerte de Amber

Amber Fort

Non Gogoa Han Zangoa India

El Fuerte de Amber sí que merece la pena, está a unos 15 kilómetros de la ciudad, y es verdaderamente impresionante. Pudimos entrar con el ticket que compramos el día anterior, y dentro contratamos un guía (200 rupias) que en una hora nos explicó de lujo la historia del Fuerte y la vida del Maharaja. Un día muy agradable lejos de la insoportable ciudad rosa.

Encantador de Seripientes