IMG_2515

Jugando con las olas en Mirissa

Mirissa fue nuestro segundo destino en Sri Lanka. Un lugar turístico, tranquilo, con una playa enorme y unas olas de lo más divertidas. Encontramos alojamiento en la casa de unos locales, y nos cuidaron genial; los desayunos eran un escándalo.

Pasamos los dos días de Mirissa en la playa, no tumbados tomando el sol, porque el calor era insoportable y porque la fuerza del sol es puro terrorismo, pero paseando mientras bebíamos agua de coco o jugando con las olas.

No tengo mucho más que decir de Mirissa, encontramos un lugar baratísimo en el que comer, y el resto, os lo mostramos en imágenes.


DCIM103GOPRO DCIM103GOPRO DCIM104GOPRO DCIM104GOPRO

De Mirissa marchamos a Tangale, un sitio de lo más tranquilo en el que tuvimos la oportunidad de vivir una bonita experiencia con la gente local.