IMG_3349

¿Se puede viajar de mochilero a Maldivas?

¿Se puede viajar de mochilero a Maldivas? La respuesta es sí. En Europa, todo o casi todo lo que conocemos acerca de este numeroso grupo de paradisíacas islas perdidas en el mar índico, se reduce a las imágenes de los exclusivos resort que se anuncian en las agencias de viajes; con las hileras de bungalows colocadas sobre el mar, sus aguas turquesas y las playas de arena blanca.

Bien, es cierto que si nos ceñimos a la imagen que eso transmite, no nos equivocaremos al creer que es un lugar de lujo, el cual sólo unos poco afortunados tienen el privilegio de visitar y disfrutar. La noche de hotel en uno de esos resort, probablemente no cueste menos de 500€/noche, de modo que es inalcanzable para muchos viajeros. Aun así, se puede viajar como mochilero a Maldivas.

Normalmente, los turistas nunca se mezclan con la gente local, ya que las islas de los resort no están habitadas; los grandes complejos turísticos se construyeron en las islas que estaban inhabitadas. Además, como anécdota, os contamos que los trabajadores de esos resort, normalmente procedentes de Bangladesh, viven en un pequeño recinto situado en el centro de la isla, donde los encierran durante el tiempo que no están trabajando. Nosotros preferimos la opción de mantener el contacto con la gente local; compartir opiniones, jugar a fútbol con ellos… y mantenernos lejos de los lujos artificiales que encarecen la experiencia en Maldivas. Conocer gente nueva, de otra cultura y país, es siempre un punto a favor, y normalmente suele ser la opción low cost.

IMG_6020

La vista desde el avión

Las Maldivas están conformadas por un grupo de atolones distribuidos de norte a sur en el mar Índico, situados al suroeste de India. Es un país curioso, cuyo punto más elevado se cierne tan solo dos metros sobre el nivel del mar, y en el cual el 100% de la población es musulmana.

El aeropuerto internacional está en Male, la capital de la isla, ubicada en el atolón Male norte. Hay varias compañías aéreas que operan en Maldivas, entre ellas, Sri Lankan Airlines, Air India, Spice Jet, etc. Con ellas, es posible encontrar vuelos relativamente baratos para llegar hasta el archipiélago. Por ejemplo: Colombo (Sri Lanka) – Male (Maldivas) o Trivandrum (sur de India) – Male, alrededor de 115€ por trayecto y persona. Si se viaja desde Europa, se pueden conseguir vuelos de ida y vuelta por 600€.

Una vez en el aeropuerto de Male, que está situado en la isla de Hulhumalé, se debe coger una pequeña embarcación que te acerca a la isla de Male, y que tiene un coste de 1’10€/persona.

Male es una isla repleta de edificios; punto y final. Puedes verla, si tienes algo de tiempo; en pocas horas. Merece la pena hacer una visita al mercado del puerto, donde muchísima gente se agolpa para comprar el pescado traído por los barcos pesqueros.

Mercado Male

Mercado en el puerto de Male

Desde Male sale un ferry público que conecta las islas. Es una opción estupenda para los que no están dispuestos a pagar un speedboat hasta la isla donde te vayas a alojar, estos jet cuestan unos 150€ por trayecto, y aunque el gasto se comparta entre la gente que comparte el trayecto, el ferry sale muchísimo más barato, por ejemplo, a nosotros, hora y media de ferry hasta nuestra isla nos salió por 2,50€/persona.

La isla de los mochileros: Thulusdhoo

Voy con nuestra isla, donde nos alojamos, llamada Thulusdhoo, y que como ya he dicho antes, se sitúa a hora y media de ferry público al norte de Male; una isla pequeña y acogedora, no más grande que dos campos de fútbol, cuyas zonas destacables son: una zona de arenal enorme parecido a un desierto (Long Beach), y la otra, la zona de las guest house a pie de playa (Bikini Beach), siempre agua cristalina y arena blanca. La isla de los mochileros está habitada por gente maldiva, y tiene una de las olas para surfear más famosas del mundo; Coke’s wave.

IMG_3470

Uno de los propósitos de Maldivas de cara al presente y futuro, es abrir su turismo a gente con presupuesto reducido, esto es posible gracias a este tipo de islas habitadas por gente local, y a veces no local, en las que se están construyendo pequeñas “guest house” a precio económico. Muchas instalaciones están siendo abiertas, o están en construcción, de modo que en los próximos meses o años la oferta de alojamiento aumentará considerablemente.

Thulusdhoo Maldivas

Alojamiento

Por alojarnos una semana en una habitación doble, con ventilador y aire acondicionado, provista con televisión, armario y un baño reluciente; pagamos 275€ entre dos personas. ¡Ah, y con desayuno incluído! El nombre de la “guest house” es “Thulusdhoo Retreat”, (que aún estaba inacabada… de modo que creemos que nos salió un poco más barato. De todos modos, los precios rondan esa cifra. Nuestros amigos canarios pagaron 350 euros en el “Askani Guest House” por una habitación parecida, también con desayuno incluido. Hay más “guest house” repartidas por la isla, más o menos con un precio parecido todas ellas.

Comida

En el tema comida, el presupuesto medio puede ser de 8€ por persona y día en la más barata de las opciones. Hay pequeños restaurantes y cafeterías que ofertan comida relativamente buena y barata; sitios locales donde puedes ahorrar bastante. También las “guest house” ofertan comidas y cenas, a un precio de unos 12€/comida: se suelen realizar barbacoas en la playa, o comida occidental especial, como pizza o hamburguesas auténticas (no al estilo asiático). La mayoría de los turistas que vimos se decantaba por la opción más cara, pero es tu decisión elegir una de las dos, o combinar ambas ofertas a tu gusto. Se debe avisar con antelación si quieres reservar la cena en las guest house porque tienen que ir a hacer la compra a la capital, y planificar toda la semana con antelación. Es importante saber que no hay cerveza, bueno, ni alcohol en general, ¡Claro! La religión no lo permite.

De mochilero en Maldivas

Por lo demás Thulusdhoo y en general Maldivas es un país en el cual la naturaleza desborda por cada esquina de su tierra y mar, las actividades recomendables son las siguientes:

  • Snorkel: obligatorio agarrar gafas y el tubo y contemplar la belleza del fondo marino. En el artículo “Buceando con tortugas en Maldivas” contamos la experiencia con las tortugas y los delfines. Nosotros, por ejemplo, tuvimos el placer de ver dos tortugas Carei, además de muchísimos tipos de peces y coral super coloridos. El precio del snorkel fue 35 dólares entre cuatro personas con el alquiler de material incluido.

DCIM101GOPRO

  • Pesca nocturna: otra de las atracciones importantes es salir un día de noche de pesca, puede que pesques… o no, pero la diversión esta asegurada. Una vez que cae la noche, en la superficie del agua se acumula el plancton luminiscente, de modo que, a cada golpe que se da en el agua y al romper la tensión superficial de la misma, estos diminutos seres vivos emiten luz semejando pequeñas chispas en el agua. Todo esto en el medio del mar índico, pescando con unos locales y a oscuras, parece sacado de una película. A nosotros nos empezó a llover en plan monzón, y todo el mar se ilumino por el golpe de las gotas. La pesca nocturna fue 75 dólares entre cuatro personas con el material necesario incluido.
  • Surf, padelboard, canoa, etc.: además de estas actividades acuáticas también está la opción de alquilar diferentes tipos de tablas de surf y canoas a precios muy económicos.

DCIM107GOPRO

  • Visitar otras islas: otra actividad divertida es coger un bote que te lleve a la isla contigua a Thulusdhoo, la Chicken island, una isla deshabitada donde un pequeño grupo de personas procedentes de Bangladesh “recoge” la basura de la isla, y cobra 5 euros por el “permiso de entrada”. El coste total de ir a la Chicken island fue de 10 dólares por persona, incluyendo el ir a la isla y el permiso de entrada a ella.

DCIM108GOPRO

Hasta aquí unas ideas generales de Maldivas, es cierto que no es tan barato como otros países de Asia, pero al fin y al cabo, estás en Maldivas; no sé si me explico… Creemos que merece la pena visitar este pequeño país perdido en el océano índico, donde sus aguas cristalinas, su belleza natural, sus cachitos de mar azul turquesa y arenas blancas y finas te dejarán sin palabras.

Otras islas para mochileros: Gulhi y Maafushi

Desde que viajamos a las Maldivas y elaboramos esta pequeña guía para hacer un viaje low cost a Maldivas, varios amigos y amigas han seguido nuestros consejos y tras explorar el archipiélago nos han comentado que es posible alojarse y disfrutar de otras dos islas con un presupuesto ajustado:

Gulhi

Una isla muy pequeña y tranquila situada al sur de Male, aproximadamente a unas tres horas en ferry público de la capital. Es una isla que aun conserva su belleza natural, tiene un par de calas muy bonitas y uno puede llegar a tener la sensación de estar perdido en una isla desierta. Hay un par de restaurantes con encanto y baratos. En la isla de Gulhi no hay mucho que hacer aparte de disfrutar de la calma; un destino idóneo para los que viajan en pareja.

Maafushi

Situada a pocos kilómetros de Gulhi, se trata de una isla mucho más extensa y turística, con varios hoteles grandes y demás infraestructura, así que corre el peligro de masificarse en los próximos años; además, las playas no son tan espectaculares. En Maafushi se puede practicar submarinismo: en la escuela de buceo “Dive Shark” (las más barata) las personas que poseen alguna titulación PADI o similar pueden bucear a un precio de 30 dólares por inmersión, y si nunca has buceado, la primera inmersión cuesta 60 dólares.

Como podéis observar, ambas islas se complementan permitiendo pasar unos días de relax en Gulhi y acercarse a practicar submarinismo en Maafushi.

Omadhoo

Una isla impresionante, preciosa y muy bien cuidada, aunque los locales son muy cerrados; hace tan solo 4 años que reciben turistas y aun se nota el choque de culturas. Situada en un atolón al suroeste de Male, existen dos maneras de llegar a Omadhoo:

  • Ferry público: 5 horas de trayecto divididas en dos secciones. El trayecto se divide en dos secciones, ya que un ferry nos acerca hasta una isla cercana a Omadhoo en la que se hace el transbordo a otro ferry que nos lleva a destino (el transbordo es muy rápido y te indican en todo momento qué hacer). Precio: 2,50€.
  • Lancha rápida (speedboat): 1h 30min y 25$

El amo y señor de la isla se llama Ismael, dueño de los tres únicos alojamientos que ofrece Omadhoo. Los restaurantes locales no tienen una carta muy variada: la oferta se limita a snacks, arroz o noodles.

Huraa

A menos de una hora en ferry público de Male, Huraa está más preparada para el turismo que Omadhoo; los restaurantes ofrecen una variedad de comida más amplia y rica, y la gente local es bastante agradable con los foráneos. La playa es muy pequeña, pero tiene encanto y además tiene una zona muy profunda nada mas entrar en ella. Lo malo es que tienen la zona de quema de basuras pegada a la playa, aunque los locales que se dedican al turismo están luchando para que muevan la zona de incineración de residuos a otra parte, ya que estropea bastante tanto la vista como el olfato.

¡AVISO!

Maldivas es un país 100% musulmán en el que rige la ley islámica, la sharía. Las islas en las que están los resorts no están habitadas, y se puede hacer cualquier cosa en ellas, pero las islas para mochileros están habitadas por gente local y hay ciertas cosas que se deben tener en cuenta:

  • Bikini sólo en la playa: las chicas no pueden andar en bikini por el interior de la isla, sólo está permitido en la playa. Tampoco se puede jugar al volley ball en bikini (aunque el campo esté al lado de la playa).
  • Playas sucias: el agua es cristalina a más no poder, pero los locales vierten sus desechos en el mar y no es raro encontrarte nadando al lado de una alita de pollo o ver una pila de botellas de plástico en algún rincón de la playa. Aun así, no llega a empañar la belleza de las islas; las fotos hablan por si solas
  • No hay alcohol, y otras sustancias están penadas: es imposible encontrar alcohol, sólo en temporada alta cuando los safari boat pasan por las islas es posible conseguir alguna cerveza, pero es tratado como si fuese un objeto de contrabando.
  • No hay cajero en la isla, llevad dólares americanos: este último punto no tiene nada que ver con la religión, pero es bien importante. En Thulusdhoo no hay cajero automático en el que sacar dinero, tampoco se puede pagar con tarjeta, con lo cual, nosotros tuvimos que calcular cuantas rufiyaas nos harían falta más o menos y llevarlas desde Male. Es muy complicado calcular cuánto dinero vas a necesitar, y si sacas demasiadas rufiyaas, luego no hay manera de cambiarlas a otra moneda. Además, los cajeros cobran una comisión fija de 100 rufiyaas (5,5€) por cada extracción. La solución es llevar dólares americanos, los maldivos están encantados de recibirlos, se puede pagar con dólares en cualquier establecimiento, y si llevas más de lo que finalmente gastas, puedes cambiarlos de nuevo o quedártelos para la próxima aventura; siempre está bien llevar dólares encima cuando estas fuera de Europa.

IMG_3498

De todas formas, y aunque las mujeres vayan tapadas, no se siente que la religión sea un problema para los locales a la hora de pasárselo bien.