Non Gogoa Han Zangoa Spitzkoppe

Spitzkoppe… ¿decorado de cartón piedra?

Spitzkoppe, también conocido como el Matterhorn de Namibia, es un cúmulo de enormes montañas que surgen como de la nada en medio de una llanura desértica; uno de los lugares más destacables de Namibia sin duda. Las enormes rocas de granito desnudo hacen que el paisaje parezca un decorado de cartón piedra.

Llegamos hasta aquí desde la Skeleton Coast, y volvimos a la Skeleton Coast desde aquí. Pasamos sólo una tarde, una noche y una mañana en Spitzkoppe, lo suficiente para saborear los imprescindibles de este lugar. Aún así, nos hubiésemos quedado más tiempo si no fuese porque teníamos planes.

Spitzkoppe Rock Bridge

Dónde alojarse en Spitzkoppe

No hay bungalows, ni lodges, ni ningún otro tipo de edificación, sólo se puede ir de acampada. El campamento (135 dólares namibios por persona y noche) está situado en la enorme explanada abierta que hay entre las montañas, y hay un montón de espacio, tanto, que sientes que estás sólo entre las montañas. Cerca de cada parcela hay una letrina, y las duchas están junto a la recepción y el bar, en nuestro caso, a 2-3 kilómetros de donde pusimos la tienda de campaña. No hace falta decir, que de noche las estrellas son un absoluto espectáculo.

Qué ver y hacer en Spitzkoppe

Es bastante evidente lo que hay que ver y hacer: contemplar las montañas y pasear por ellas. Hay varios puntos de interés que son gratuitos y fácilmente accesibles, como el puente de roca o el peñón desde el que se contempla el atardecer, pero en la recepción del campamento también ofrecen actividades de pago, en las que vas de safari con un guía caminando al otro lado de las montañas, donde se pueden ver cebras y algunos antílopes.
Quisimos subir el monte más importante de la zona, el Gross Spitzkoppe (1.784 m), pero no es posible llegar hasta la cima sin material de escalada.