Lençois Maranhenses en 3 días; la mejor ruta

mejor Ruta en Lençois Maranhenses en 3 días. Travesía.

La mejor ruta en Lençois Maranhenses es la travesía de Barreirinhas a Santo Amaro. Hacen falta mínimo 3 días para atravesar los Lençois Maranhenses de punta a punta, y en este post te contamos cómo hacerlo.

Si quieres información general para saber cómo organizar el viaje a Lençois Maranhenses, puedes visitar nuestro otro post. En este que estás leyendo nos centramos en contarte cómo cruzar los Lençois Maranhenses de punta a punta y cuál es la mejor ruta.

Para que os hagáis una idea de todo lo que vamos a hablar, os dejamos este video de nuestra ruta de 3 días en los Lençois Maranhenses.

Ruta en Lençois Maranhenses

Hacer una Ruta por los Lençois Maranhensen es la mejor forma de exprimir la experiencia. Las travesías duran más de 1 día, lo cual significa que se hace noche dentro del Parque Nacional, y, por supuesto, que te adentras mucho más en los Lençois.

Mapa de los Lençois Maranhenses
Mapa de los Lençois Maranhenses

Para que te sitúes mejor, ponemos este mapa de los Lençois Maranhenses. Aquí, se pueden ver los 2 puntos de entrada al Parque Nacional; Barreirinhas y Santo Amaro, que junto a Atins son las 3 zonas urbanas que rodean los Lençois.

La ruta de Barreirinhas a Santo Amaro es la mejor, porque cruza los Lençois de extremo a extremo, y porque las dunas son menos pronunciadas en ese sentido.

Los oasis en los que se puede hacer noche son Baixa Grande y Queimada dos Britos. En cada uno de ellos hay un par de casas de paja, donde viven los locales, y tienen espacio para acomodar a los visitantes en las hamacas de red que veis en las fotos.

Caminando por la playa al comienzo de la ruta de 3 días en los Lençois Maranhenses
Caminando por la playa al comienzo de la ruta de 3 días en los Lençois Maranhenses
Mejor ruta en Lençois Maranhenses
Vistas de la mejor ruta en Lençois Maranhenses

Ruta en Lençois Maranhenses; etapa a etapa

A continuación, sigue el resumen esquemático de la ruta en Lençois Maranhenses etapa a etapa.

  • Barreirinhas – Atins (1 h 30 min en 4×4 o 5 h en barco)
  • Atins – Canto de Atins (15 min en 4×4)
  • Canto de Atins – Baixa Grande (7 horas a pie, 24km)
  • Baixa Grande – Queimada dos Britos (12 km a pie)
  • Queimada dos Britos – Santo Amaro (28 km; 18 km a pie y 10 km en 4×4)
Ruta en Lençois Maranhenses día a día
Caminando la ruta en Lençois Maranhenses
Lençois Maranhenses; el Parque Nacional de las dunas y los lagos
Lençois Maranhenses; el Parque Nacional de las dunas y los lagos

Ruta en Lençois Maranhenses; extendido

Existen diversas travesías en Lençois Maranhenses, de 2 días, de 3 días, de 4 días, de 5 días, etc. La magia está en hacer el trayecto a pie, con calma, y disfrutando.

La ruta típica comienza en Barreirinhas, y la primera meta volante es Atins. Hasta allí se puede llegar tanto en todoterreno como en barco (navegando por el río Preguiças. En la siguiente meta volante, en Canto de Atins, también hay restaurantes y alojamientos.

Canto de Atins es el punto de partida de la caminata. Allí comienza la caminata de 12 kilómetros por la playa, hasta llegar a una barraca de paja, donde la ruta se adentra en los Lençois. Este tramo también se puede hacer en 4×4.

El agua que sobresale de los lagos forma ríos que desembocan en la playa. Ruta en Lençois Maranhenses
El agua que sobresale de los lagos forma ríos que desembocan en la playa

A partir de aquí entramos en terreno prohibido para vehículos a motor. Según la ruta se adentra en el Parque Nacional, empiezan a verse las primeras pozas y dunas; también se cruzan ríos formados por el agua que desborda de los lagos, se cruzan lagos, etc.

El paisaje no deja indiferente a nadie en los 12 kilómetros que separan la playa del primer oasis. Baixa Grande es uno de los dos «Campos Base», aquí se puede hacer noche y seguir el camino hacia el segundo oasis –Queimada dos Britos– o quedarte un par de días y hacer caminatas de ida y vuelta a visitar otras dunas, lagos y lugares de interés.

Caminando entre lagos y dunas en el Parque Nacional de Lençois Maranhenses
Caminando entre lagos y dunas en el Parque Nacional de Lençois Maranhenses

12 kilómetros separan el oasis de Baixa Grande del de Queimada dos Britos. Y, durante el trayecto, se puede disfrutar de los mejores paisajes de los Lencois Maranhenses.

En Queimada dos Britos tienes las mismas opciones que en el anterior oasis; quedarte una noche y seguir con la travesía en Lençois Maranhenses, o quedarte varias noches para hacer excursiones de ida y vuelta o simplemente pasar el día entre la hamaca y el lago.

Desde este último oasis hasta Santo Amaro hay 28 kilómetros, de los cuales 18 se hacen a pie por ser Parque Nacional, y los últimos 10 se pueden hacer en 4×4.

Cómo llegar a Lençois Maranhenses
Una flor en el desierto

Precios de la Ruta en Lençois Maranhenses

A continuación vamos a resumir los precios de la Ruta en Lençois Maranhenses, incluyendo el precio de los transfer y demás transportes, el precio de dormir dentro del Parque Nacional y el precio de las comidas.

  • Transfer São Luiz – Barreirinhas (60 R$/pers.)
  • Guía privado (250 R$/día a dividir entre grupo)
  • Transfer privado Barreirinhas – Atins (500 R$ en total, max. 6 pers.)
  • Comer en Canto de Atins (35-40 R$/pers.)
  • Dormir en Baixa Grande; cena y desayuno incluidos (70 R$/pers.)
  • Dormir en Quiemada dos Britos; comida, cena y desayuno incluidos (105 R$/pers.)
  • Transfer privado hasta Santo Amaro (250 R$ en total, max. 6 pers.)
Miren y Aitor en Lençois Maranhenses
Miren y Aitor en Lençois Maranhenses

Nosotros, por ejemplo, fuimos 4 personas en el grupo, así que dividimos tanto los honorarios diarios del guía como el precio de los transfer entre 4. En total, pagamos 590 R$ por persona por los 3 días de ruta en Lençois Maranhenses (sin contar el transporte de ida y vuelta desde el aeropuerto al Parque Nacional y los vuelos.)

Travesía de 3 días en Lençois Maranhenses

Nosotros hicimos una travesía de 3 días en los Lençois Maranhenses. Bueno, realmente, fueron dos y medio; llegamos el 7 de julio por la mañana a Barreirinhas, y el 9 de julio al mediodía ya estábamos saliendo del Parque Nacional por Santo Amaro.

Dónde dormir en los Lençois Maranhenses; hamacas de red en los oásis.
Dónde dormir en los Lençois Maranhenses

Día 1: Aeropuerto de São Luiz – Baixa Grande

Para llegar del aeropuerto de Sao Luiz a Barreirinhas tomamos un transfer (os dejamos el contacto más abajo) que salió del aeropuerto a las 3.00 am y llegó a destino sobre las 7.30 am. Como había llovido mucho esa noche, nuestro guía llego con retraso, así que nos pusimos en marcha sobre las 10.30.

Fuimos en 4×4 hasta Canto de Atins, donde después de una buena comilona, emprendimos la marcha sobre las 13.30. Recorrimos 12 kilómetros por la playa y otros 12 entre dunas y lagos hasta llegar sobre las 21.00 a Baixa Grande. Las últimas dos horas, subiendo dunas y cruzando lagos con la mochila sobre la cabeza, las hicimos bajo la luz de las estrellas, que permitían que intuyéramos el perfil de las dunas.

Al llegar al oasis de Baixa grande sólo teníamos fuerzas de cenar, algunos de darnos una ducha, y dormir en la red; estábamos moribundos.

Vista de las dunas y los lagos durante la travesía en Lençois Maranhenses
Vistas durante la travesía en Lençois Maranhenses
Oasis en medio de la travesía de Lençois Maranhenses
Oasis en medio de la travesía de Lençois Maranhenses

Día 2: Baixa Grande – Queimada dos Britos

De oasis a oasis. Solo hay 12 kilómetros, pero se nos hicieron durísimos, ya que estabamos destrozados de la caminata del día anterior. De todas formas, en este tramos se encuentran los paisajes más espectaculares de Lençois Maranhenses, así que el esfuerzo mereció muchísimo la pena. El blanco de la arena y el turquesa de las lagunas no tienen nada que envidiar a las playas de Maldivas.

Llegamos a Queimada dos Britos justo a tiempo para dejar la mochila, darnos un baño en el lago que está al pie del hospedaje, y comer.

Por la tarde tuvimos tiempo para echar la siesta, leer, bañarnos y charlar antes de salir para ver el atarceder. Nuestro guía nos llevó a darnos un baño a un lago y subimos a una duna para ver el atardecer en Lençois Maranhenses.

Por la noche, bañito, cena, charleta y a descansar; no quedaba energía para más.

Vistas en la Ruta por Lençois Maranhenses
Vistas en la Ruta por Lençois Maranhenses
Atardecer en la ruta por los Lençois Maranhenses
Atardecer en la ruta por los Lençois Maranhenses

Día 3: Queimada dos Britos – São Luiz

El día no empezó bien para mi, Aitor. Después de haber dormido bastante mal en la red, me desperté sin poder caminar, con un dolor muy intenso en las rodillas.

Así pues, Hegoitz y Nico, emprendieron la marcha de 18 kilómetros con nuestro guía. Mientras tanto, Miren y yo nos quedamos en el oasis esperando a que el quad que casi a diario hace el reparto de víveres nos rescatase.

Último amanecer antes de terminar la ruta de 3 días en los Lençois Maranhenses
Último amanecer antes de terminar la ruta de 3 días en los Lençois Maranhenses
Atravesar los Lençois Maranhenses en 3 días es toda una aventura
Atravesar los Lençois Maranhenses en 3 días es toda una aventura

¿Por qué digo rescatar? Porque el tráfico rodado está prohibido en esta área, y solo tienen permiso para circular los moradores locales. Así que, oficialmente, nos rescataron, porque no está permitido decir que pagamos un transfer 🙂

Así pues, nos encontramos con Hegoitz y Nico en el punto de encuentro con el 4×4. Desde allí, nos llevaron a uno de los típicos lagos que se visita en las excursiones de 1 día que salen desde Santo Amaro, y seguimos la ruta en 4×4 hasta Santo Amaro.

Allí, comimos, y tomamos un trasfer privado que nos llevó directos al aeropuerto de São Luiz.

Llegando de Queimada dos Britos a Santo Amaro
Llegando de Queimada dos Britos a Santo Amaro

Para completar el post, te dejamos este artículo de «El viajero» del periódico El País, donde se narran de una manera tan bonita como acertada las sensaciones y emociones que esta ruta despierta en quien la recorre.

Contactos para organizar la Ruta en Lençois Maranhenses

Os dejo los contactos para organizar la ruta en Lençois Maranhenses:

  • Charles «Chacal», el guía: +55 (98) 98457-4783. Os va a hacer una ruta a medida en Lençois Maranhenses. Él arreglará todos los transfer, las noches, las comidas y todo. Además, es muy majo.
  • Mateo, alojamiento en Santo Amaro: +55 (98) 8708-4735. Si Charles no contesta o no está disponible, Mateo tiene el contacto de otros guías.
  • Jorge, transfer Aeropuerto SLZ – Barreirinhas: +55 (98) 9969-4544. Él hace la ruta solo por la noche, pero os facilitará el contacto del resto de conductores que hacen esta ruta.
  • Ecodunas Turismo, agencia: +55 (62) 99177-7299. Os dejo el número de una agencia que organiza rutas en Lençois por si acaso.

Conclusiones sobre la Travesía en los Lençois Maranhenses

Travesía de 3 días en Lençois Maranhenses
Hegoitz saltando en las dunas
Travesía de 3 días en Lençois Maranhenses
Nico toreando el atardecer de Lençois

Nuestra conclusión es que hacer una ruta en Lençois Maranhenses merece muchísimo la pena. Caminar durante varios días permite adentrarse hasta lo más profundo del Parque Nacional, y disfrutar de los paisajes y la experiencia sin ruidos ni turistas.

Nosotros no nos encontramos con nadie en los 3 días de travesía en Lençois Maranhenses, solo en los oasis pudimos ver moradores locales y algún que otro viajero. Y eso, que fuimos en temporada alta; en julio.

Recordad que en nuestro post cómo organizar el viaje a Lençois Maranhenses os contamos qué llevar en la mochila a Lençois, cuál es la mejor época para viajar a Lençois, etc.

Si queréis saber más sobre otros lugares de Brasil, podéis encontrar todas nuestras aventuras y consejos en la categoría Brasil de nuestro blog.

Lençois Maranhenses; toda la info para tu viaje

En non gogoa han zangoa te damos toda la info para viajar a Lençois Maranhenses. Cuando quisimos organizar el viaje a Lençois Maranhenses no fue fácil encontrar información para preparar la aventura. Así que, además del post en el que contámos nuestra ruta de 3 días en los Lençois Maranhenses, hemos elaborado esta guía con información general sobre los Lençois.

Lençois Maranhenses; toda la info para tu viaje

En este post te damos toda la info para tu viaje a los Lençois Maranhenses; qué son y dónde están, cómo llegar a Lençois Maranhenses, cómo organizar el viaje a los Lençois, qué llevar en la mochila, etc.

Lençois Maranhenses; dunas y lagos. Información de viaje.
Lençois Maranhenses; dunas y lagos
Mapa de los Lençois Maranhenses
Mapa de los Lençois Maranhenses

Lençois Maranhenses; qué son y dónde están

Los Lençois Maranhenses conforman un paisaje único en el mundo, mezclando dunas con lagos. Por ello, a día de hoy es un Parque Nacional que postula a Patrimonio Mundial, un entorno protegido por su belleza y singularidad. Desde ya os decimos que es uno de los lugares que más nos ha gustado de Brasil.

Lençois Maranhenses significa «sábanas de Maranhão». El nombre hace refencia al parecido del paisaje de dunas blancas con las ondulaciones de una sábana, y el apellido delata su ubicación, el estado de Maranhão en el Nordeste de Brasil.

Lençois Maranhenses Qué Llevar en la Mochila
Caminando por las dunas en Lençois Maranhenses
Viajar a Lençois Maranhenses Información
Lagos en los Lençois Maranhenses

Esta maravilla de la naturaleza cubre 80 kilómetros de costa y se extiende hasta 25 kilómetros tierra adentro. Como el nivel freático está muy alto, a pocos centímetros de la superficie, el agua de la lluvia se acumula entre las dunas, creando lagos de agua dulce y color cristalino.

Cómo organizar el viaje a Lençois Maranhenses

Lençois Maranhenses Guía de Viaje
Vista panorámica en el viaje a Lençois Maranhenses
Viajar a Lençois Maranhenses cómo organizar Viaje
Baño en los Lençois Maranhenses

Es muy importante organizar el viaje a los Lençois Maranhenses, ya que no hay ningún tipo de señalización in situ, y adentrarse en solitario es sinónimo de perderse. Por ello, es imprescindible contratar excursiones o un guía local.

Hay dos maneras de explorar los Lençois Maranhenses; la más turística y menos exigente es hacer excursiones de 1 día saliendo de Barreirinhas o Santo Amaro, y la más auténtica pero no apta para todos los públicos que consiste en cruzar los Lençois de punta a punta, de Barreirinhas o Atins a Santo Amaro.

Excursiones desde Barreirinhas

Excursiones en Lençois Maranhenses
Cruzando el río Preguiças en Excursiones en los Lençois Maranhenses

Existen un montón de agencias que ofrecen excursiones de 1 día a los Lençois saliendo de Barreirinhas o de Santo Amaro. Como ejemplo, mencionamos algunas de ellas: Ecodunas Turismo, São Paulo Ecoturismo y Costa Leste Ecoaventura.

Casi todas las excursiones están estructuradas de la misma forma; te recogen en tu hotel en vehículo 4×4, te dejan en la base de una duna para que subas por tu cuenta y bajes al lago que hay al otro lado para bañarte y estar un par de horas.

Estas actividades suelen durar alrededor de 5 horas en total, y se pueden hacer por la mañana o por la tarde, y así disfrutar del atardecer en los Lençois, que es todo un espectáculo. Las excursiones más típica son a las lagoas Azul y Bonita, las más famosas y frecuentadas del Parque. También se estila el paseo náutico por el río Preguiças.

Organizar Viaje a Lençois Maranhenses
Dibujos del viento en las dunas de Lençois

Podéis encontrar más información sobre estas excursiones en Lençois Maranhenses en la web de las agencias que os hemos mencionado.

Cruzar los Lençois con guía local

Cruzar el Parque Nacional de los Lençois Maranhenses de punta a punta es la mejor manera de disfrutar de este entorno único. Pero, para ello, es necesario contratar un guía local.

Lo normal es cubrir la ruta en 3-5 días, y hacerla intercalando tramos en 4×4, en barco y a pie. Se puede hacer noche en Baixa Grande y Queimada dos Britos, dos oasis en medio del Parque Nacional, donde se duerme en hamacas suspendidas.

Cómo llegar a Lençois Maranhenses
Caminando entre dunas y lagos en Lençois
Dónde dormir en los Lençois Maranhenses; hamacas de red en los oásis.
Dónde dormir en los Lençois Maranhenses

El guía adaptará la ruta en los Lençois a tus necesidades, tanto físicas como de tiempo. Por ejemplo, hacer la ruta entera a pie no es apto para todos los públicos, como tampoco está al alcance de cualquiera disponer de 5 días de vacación para poder hacer el trayecto íntegro con calma.

Nosotros hicimos la ruta Barreirinhas – Santo Amaro en 2 días y medio combinando vehículo 4×4 y mucha caminata. Nuestro guía local, Charles, álias Chacal, organizó todo. Os contamos los detalles en mejor ruta en Lençois Maranheses.

Cómo llegar a Lençois Maranhenses

Cómo llegar a Lençois Maranhenses
Una flor en el desierto

La manera más sencilla de llegar a los Lençois Maranhenses es volando al aeropuerto de Sao Luiz. Desde allí, salen furgonetas y vehículos 4×4 que hacen de transfer entre el aeropuerto y Barreirinhas o Santo Amaro.

El transfer hay que tenerlo reservado con antelación; por ello, os dejo el contacto de Jorge +55 (98) 9969-4544, conductor de furgoneta que cubre el trayecto aeropuerto SLZ – Barreininhas saliendo a las 3-4 de la madrugada y llegando aproximadamente a las 8 am a destino. Preguntádle a él por otros horarios y rutas.

Otra opción es la de llegar a los Lençois Maranhenses desde Jericoacoara (Ceara). Esta ruta la utilizan los afortunados que están de viaje por el nordeste de Brasil. Pero, desafortunadamente, no tengo info sobre esta vía de llegar a los Lençois; solo sé que existe la opción.

Cuál es la mejor época para viajar a los Lençois

Mejor Época para Viajar a Lençois Maranhenses
Julio es el mejor mes para viajar a los Lençois Maranhenses
Mejor mes para Viajar a Lençois
Hegoitz y Nico disfrutando de un baño en Lençois

La mejor época para viajar a los Lençois Maranhenses va de junio a septiembre. Y dentro de esa orquilla, el mejor mes para viajar a los Lençois es julio.

La época de lluvias en el litoral de Maranhão se extiende de enero a junio aproximadamente. Por ello, julio es la época ideal para viajar a los Lençois, ya que la lluvia no dificulta las excursiones y los lagos están a rebosar de agua.

A partir de septiembre los lagos empiezan a estar secos, por ello, como ya hemos mencionado, la temporada alta en Lençois va de junio a septiembre. De todas formas, se puede viajar en cualquier época del año, aunque el paisaje y el clima no son tan espectaculares.

Qué llevar a Lençois Maranhenses

Te ponemos la lista de cosas que llevar en la mochila a los Lençois Maranhenses.

  • Mochila de 40 litros
  • Chancletas de dedo
  • 2 pares de calcetines
  • Bastones de trekking
  • Pantalón convertible corto/largo
  • Camisa de manga larga
  • Gorra
  • Traje de baño
  • Gafas de sol
  • Protector solar 50+
  • Toalla de trekking / Pareo de playa
  • Tapones para los oídos
  • Repelente
  • Productos de higiene personal
  • Snacks para picar entre horas (se recomiendan frutas, barritas de cereales, suplementos energéticos, etc.)
  • Agua para el primer día (2 litros mínimo)

Esta lista de cosas que llevar en la mochila nos la pasó una agencia. En nuestra opinión, si vas a los Lençois en julio, las ropas más cómoda para caminar por las dunas y bañarse en los lagos son el bañador y la camisa.

Qué ropa llevar a Lençois Maranhenses
Qué ropa llevar a Lençois Maranhenses

¿Por qué camisa? Porque te permite abrir los botones para airearte pero mantener los hombros cubiertos del sol. Además, las gafas de sol, la crema solar y el gorro son imprescindibles.

¿Y qué zapatos llevar a los Lencóis? en los pies… la verdad es que nosotros caminamos casi todo el trayecto descalzos, aunque en algún momento utilizamos chancletas de dedo. No se recomienda caminar con zapatillas, no es cómodo. Puede que penséis que la arena quema, pero no, es tan blanca que no se calienta.

Lençois Maranhenses; recomendaciones

El Parque Nacional de los Lençois Maranhenses, en el nordeste de Brasil. Toda la Info para Viajar a Lençois Maranhenses
El Parque Nacional de los Lençois Maranhenses, en el nordeste de Brasil

Las siguientes recomendaciones se basan en nuestra experiencia personal el los Lençois Maranhenses.

  • Viaja a los Lençois Maranhenses en julio.
  • Si tienes los días contados, organiza todo el viaje con antelación, ya sea con agencia o contratando transportes y guía por tu cuenta.
  • Si tienes suficientes días, cruza los Lençois de Barreirinhas a Santo Amaro; no te arrepentirás.
  • No te adentres en los Lençois sin guía.
  • Si quieres cruzar los Lençois a pie, asegúrate de que el equipaje sea lo más ligero posible, porque vas a tener que cargar con él todo el día.
  • Para caminar por las dunas, lo mejor es intercalar tramos en chancletas y tramos descalzo. Nosotros anduvimos demasiado descalzos, y si no estás acostumbrado, los pies se pueden resentir bastante, porque la arena es compacta.
  • Crema solar, gorra, gafas y mucha agua.

Lençois Maranhenses; conclusiones

Atardecer en Lençois Maranhenses
Atardecer en Lençois Maranhenses

Los Lençois Maranhenses son una obra de arte itinerante, en costante movimiento a merced del viento. Toda una maravilla de la naturaleza y un secreto de Brasil.

Otros lugares como Rio de Janeiro, las Cataratas de Iguazú, Salvador de Bahía y Brasilia están en todas las rutas de viaje por Brasil, pero, pese a su belleza, los Lençois son poco conocidos. Nuestra conclusión es que, junto a Rio e Iguazú, los Lençois están en el top de mejores destinos en Brasil.

Claro que, en nuestro blog también te contamos qué ver en Rio de Janeiro, qué hacer en Cataratas de Iguazú, qué ver en Salvador de Bahía y qué ver en Brasilia. Por si están en tu ruta.

Además, queremos recomendarte fuertemente que conozcas Jericoacoara, cerca de los Lençois. Jeri también es un paraíso de dunas y lagos, pero se disfruta de una manera muy diferente. ¡Descúbrelo! Aquí te contamos qué hacer en Jericoacoara.

Por cierto, hace un par de párragos te hemos dejado el video del viaje a los Lençois Maranhenses, para que te hagas una idea de los que encontrarás allí. No olvides darle a like 😉

5 cosas que ver en Dubai en una escala

Qué ver en una escala en Dubai

En non gogoa han zangoa te contamos qué ver en Dubai en una escala y qué hacer en una escala en Dubai. Nosotros, entre vuelo y vuelo, tuvimos diez horas y media de escala en Dubai.

Como la escala era muy larga, nos preguntábamos si debíamos quedarnos en el aeropuerto por precaución, o si debíamos aprovechar para salir y conocer la ciudad. Decidimos salir a visitar Dubai en unas horas. Fue todo un acierto, así que os contamos 5 cosas que ver y hacer en una escala en Dubai.

Qué ver y hacer en una escala en Dubai

  1. Visitar el Centro Financiero
  2. Ver el Burj Khalifa
  3. Ir al Dubai Mall
  4. Pasear por el Marina Walk
  5. Bañarse en el golfo pérsico

Más abajo extendemos la información sobre cada uno de los lugares turísticos que ver en Dubai en 1 día. Pero antes, os contamos cómo salir del aeropuerto de Dubai; cómo conseguir el visado y cómo moverse.

Escala en Dubai; visado

No se requiere ningún tipo de visado especial para entrar en Dubai. Al salir del avión, hay que hacer cola para que te sellen el pasaporte, y te dan el visado para Dubai gratis; con permiso para permanecer hasta 30 días en los Emiratos Árabes Unidos. Así que, sin más problema, pudimos salir del aeropuerto y pasar unas horas en Dubai.

Escala en Dubai; salir del aeropuerto

Escala en Dubai, qué ver
Qué ver en una escala en Dubai

Nada más salir del aeropuerto de Dubai (DBX), un montón de taxistas empezaron a agobiarnos ofreciéndonos sus servicios. Nosotros fuimos con decisión a la máquina expendedora de billetes para el autobús. Allí, un señor muy majo, vestido con una camiseta de la compañía de transportes públicos de Dubai, nos recomendó utilizar el metro.

Teníamos bastante tiempo, y no nos hacía falta que un taxista nos llevara ver los lugares turísticos de Dubai en pocas horas. Si tienes solo unas horas en Dubai, el taxi puede ser la mejor opción.

Si no sabes qué hacer en una escala nocturna en Dubai, hacer una ruta en taxi es la mejor opción. Más abajo contamos qué hacer si tienes escala en Dubai por la noche y quieres visitar Dubai de noche.

El metro de Dubai lo abren a las 5.50 de la mañana. Así que tuvimos que esperar casi una hora, que aprovechamos para desayunar. Sacamos un billete de día entero, que nos costó 22AED (5€ aprox) por persona. Hicimos tres viajes en metro; si haces más de dos ya lo amortizas.

Escala en Dubai, qué hacer y qué ver

Si te preguntas qué hacer en una escala en Dubai, tranquilo, porque podrás ver todo lo importante en tan solo unas horas de escala en Dubai. Esta es la ruta que os proponemos:

1- Visitar el Centro Financiero de Dubai

El centro financiero, una de las cosas que ver en Dubai en una escala
El centro financiero, una de las cosas que ver en Dubai en una escala

Nuestra primera parada fue el Financial Center; la parada de metro anterior a la del Burj Khalifa. Decidimos bajarnos ahí para hacer el paseo hasta el edificio más alto del mundo, y poder admirarlo desde la lejanía. El Financial Center es una hilera de rascacielos situados a ambos lados de la avenida Sheikh Zayed; una carretera con siete carriles para cada sentido. Las vías del metro de Dubai van por encima de la carretera, sobre un puente, en una altura superior.

Si tienes una escala corta en Dubai y decides salir del aeropuerto para ver el Burj Dubai durante la escala de avión cruzarás el Centro Financiero en taxi. Podrás verlo, aunque sea por la ventanilla.

2- Ver el Burj Khalifa de Dubai

El Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo. Sin duda, una de las mejores cosas que ver en Dubai
El Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo. De las mejores cosas que ver en Dubai

Si te preguntas qué ver y hacer en unas horas en Dubai, ver el rascacielo más alto del mundo es imprescindible. El Burj Khalifa de Dubai tiene 828 metros de alto. La verdad es que su altura se aprecia mejor desde lejos, porque puedes compararlo con el resto de rascacielos, que ya de por sí son altos. Cuando estás en la base y te dejas el cuello mirando hacia arriba, no da para discernir bien lo alto que es; como la cumbre está muy lejos, se ve muy pequeñita.

Se puede subir al Burj Khalifa; en el piso 124 se puede visitar el observatorio «At the top». No es barato subir, pero se pueden comprar las entradas online e incluso en Groupon. De esta manera, además de salir más barato, no hay que hacer colas; hay posibilidad de fast track.

Se puede ver el edificio más alto del mundo en una escala en Dubai
Se puede ver el edificio más alto del mundo en una escala en Dubai
Visitar Dubai en una escala
Dar un paseo por la zona que rodea el Burj Khalifa. Visitar Dubai en una escala

Paseamos un poco alrededor del Burj Khalifa y pudimos ver una zona de viviendas exclusivas con un lago artificial. Se puede dar una vuelta en canoa por el lago, y entre las 18h y las 23h, cada media hora, se puede ver el espectáculo de las fuentes, que une música, luces y agua. El espectáculo de las fuentes no deja indiferente a nadie. Muy lujoso todo.

Para los que tengan una escala corta en Dubai, es posible ver el Burj Dubai en una escala corta de avión.

3- The Dubai Mall, el centro comercial

Cruzamos calles y calles como buenamente pudimos, para ir hasta el metro, donde nos dimos cuenta de que había una pasarela, como de un kilómetro de larga, que conectaba el metro con The Dubai Mall; un centro comercial de tres pisos donde todo es lujo y consumismo.

Las grandes marcas como Dior, Armani, Dolce&Gabanna, Gucci tienen tiendas hasta exclusivamente para niños… alucinante para nosotros. Por tener, tienen hasta un acuario dentro del centro comercial, con una cristalera ENORME a través de la cual se pueden ver todo tipo de animales marinos.

4- Pasear por el Marina Walk

Qué ver en Dubai en una escala
Qué ver en Dubai en una escala; la Marina
Qué hacer en Dubai en una escala
Qué hacer en Dubai en una escala; montar en camello

Es la zona marítima residencial de los super ricos de Dubai; hay unos rascacielos gigantescos. Entre los rascacielos, hay una bahía artificial con acceso al mar que está llena de yates de súper lujo. Es uno de los pocos paseos que tiene la ciudad, y merece la pena darse una vuelta.

5- Bañarse en el mar

Qué ver en una escala en Dubai
¿Qué hacer en una escala en Dubai? Bañarse en el mar 😀

Desde Marina Walk anduvimos hasta una playa pública (la mayoría de los tramos de playa pertenecen a hoteles), donde nos dimos un pedazo de baño. La arena es blanca y fina, y el agua es cálida y cristalina; recuerda al Caribe.

En las playas se oferta todo tipo de actividades; desde tirarse en paracaídas viendo el Palm Jumeirah (la palmera artificial que han creado para construir casas y hoteles), hasta darse un paseo en camello.

Al salir de la playa, anduvimos hasta el metro y recorrimos casi toda la línea para llegar al aeropuerto. Allí tuvimos que hacer cola durante un buen rato para que nos sellasen el visado, y listo. Fuimos bastante holgados de tiempo, no anduvimos con prisa.

Qué hacer en una escala en Dubai por la noche

Muchos viajeros que van de Europa a Asia tienen escala en Dubai con Emirates. A veces, es una escala en Dubai de noche. Para quienes tengan una escala nocturna en Dubai y quieran salir del aeropuerto para conocer la ciudad, la mejor opción es tomar un taxi.

Se puede hacer una ruta por Dubai en taxi de noche, y no es caro. Al taxista se le puede pedir que haga un itinerario específico por Dubai, pero si no sabéis cuáles son las mejores cosas que ver en Dubai, los mismos taxistas os llevarán; basta decirles que queréis ver lo mejor de Dubai y volver al aeropuerto en X horas.

Dubai en 1 día; conclusiones

Qué hacer en Dubai en una escala

Si tenéis unas horas en Dubai porque vuestro avión hace escala en Dubai no dudéis en salir a conocer la ciudad, porque es muy fácil visitar Dubai en unas horas y porque hay muchas cosas que ver y hacer en una escala de avión en Dubai.

Después de visitar Dubai en 1 día nuestra conclusión es clara; la ciudad es una pasada. Los edificios son increíbles, el metro es futurista, y hasta las playas son bonitas. Nos recuerda bastante a Singapur; Dubai es la versión árabe de una ciudad lujosa y moderna, y Singapur es la versión sudoriental de una ciudad lujosa y moderna.

De todas formas, Dubai es un sitio al que sólo volveríamos si tuviésemos que hacer otra escala larga. O si alguien nos invitase, claro. Además, como ya tenemos vista la ciudad, iríamos directamente a la playa y a disfrutar de Dubai de una manera diferente. Solo merece la pena ir de vacaciones a Dubai si estás podridísimo de dinero y quieres tener toda la exclusividad y el lujo que esta ciudad oferta.

Qué ver en una escala en Dubai; obras y construcción
Qué ver en una escala en Dubai; obras y construcción
Vídeo corto grabado en la escala en Dubai

Como último apunte, bastó pasar menos de 24 horas en Dubai para darnos cuenta de que Dubai no está preparada para los peatones. La ciudad no se ha construido para transitarla a pie, es muy complicado ir de una zona a otra; siempre te encuentras aceras que terminan en carreteras, apenas hay pasos de cebra, hay calles que están sin terminar, zonas en obras, etc.

Todo está pensado y preparado para los coches, y vaya si hay coches en Dubai… Los únicos pasos de cebra que hay son pasarelas que van por encima de las calles; conectan el metro con centros comerciales, zonas hoteleras o zonas exclusivas de consumo.

Recomendaciones para después de la escala en Dubai

Qué hacer en el Aeropuerto de Dubai
Ya sabes qué hacer en el aeropuerto de Dubai

Si estáis emprendiendo un viaje por Asia, os dejo la información sobre qué ver en Sídney y alrededores. Si tenéis la opción, os animo a visitar Australia; un país espectacular.

O, si buscáis algo más paradisíaco, también os contamos cómo viajar a Maldivas de mochilero. La mejor manera de disfrutar de unas playas de ensueño sin gastar mucho.

Y, para finalizar, os propongo un último otro, completamente distinto a los dos anteriores; hacer el trekking de Bukit Lawang para ver orangutanes en Sumatra (Indonesia). Unos días en la selva que sanan en alma.

Ruta de 7 días en Jordania; qué ver y qué hacer

Qué ver en Jordania en 7 días (Ruta). En esta guía de Jordania contamos cómo viajar por libre y barato en Jordania

Viajar a Jordania es toda una experiencia, ya que aúna desierto, mar, ruinas y vestigios de diferentes civilizaciones, gastronomía, gentes maravillosas y una de las siete maravillas del mundo moderno, Petra. Jordania es un país fascinante, que enamora y deja con buen sabor de boca a cualquiera.

En esta pequeña pero completa guía de viaje de Jordania os relatamos la ruta de 7 días en Jordania que hicimos un grupo de 6 amigos. Hicimos la ruta por libre, y os contamos cómo conseguir el visado para Jordania, qué vacunas hacen falta para viajar a Jordania, cómo moverse en Jordania (transporte público o alquilar coche), cómo llegar a los puntos de interés turístico, dónde encontrar alojamiento barato en Jordania, cuál fue nuestro itinerario en Jordania, etc.

¿Qué ver en Jordania en 7 días?

  • Petra, una de las 7 maravillas
  • Desierto de Wadi Rum
  • Playa en Aqaba
  • Baño en el Mar Muerto
  • Castillos de los Cruzados
  • Amman, la capital

Más abajo extendemos y detallamos la información sobre los lugares turísticos que ver en Jordania en 7 días. Pero antes, vamos a darte algunos consejos que debes tener en cuenta antes de viajar a Jordania.

ANTES DE VIAJAR A JORDANIA

Brevemente vamos a hablar de las cosas a tener en cuenta antes de viajar a Jordania; tema de vacunas, visados, seguridad, etc. El alquiler del coche también habría que tenerlo reservado antes de llegar al país, pero lo incluyo dentro de la siguiente sección.

¿Es seguro viajar a Jordania?

Antes de entrar en harina, quiero aclarar si es seguro viajar a Jordania o no. Al estar situado en Oriente Próximo y rodeado de países en conflicto, puede parecer peligroso viajar a Jordania; nada más lejos de la realidad. Hoy en día puede ocurrir una desgracia en cualquier país del mundo; en Europa, en Asia, en América, en África… Ningún país es seguro al 100%, pero, pese a estar rodeado de países en conflicto, el Reino Hachemita de Jordania es un país muy estable, y por tanto, podemos decir que es seguro viajar a Jordania.

La frontera con Siria está cerrada, y el norte del país está copado por los campos de refugiados, pero las áreas turísticas son seguras, y el Gobierno se preocupa de aquí sean, ya que recibe grandes ingresos del turismo. Jordania es un país bastante neutral, ha recibido refugiados sin quejarse en demasía y, pese a sus desencuentros religiosos e ideológicos, es el único país que tiene abierta la frontera terrestre con Israel.

Muchos viajeros optan por contratar un viaje organizado a Jordania, pero también es seguro viajar a Jordania por libre.

Qué ver en Jordania (Petra)
El Monasterio de Petra (Jordania)

¿Qué vacunas son necesarias para viajar a Jordania?

Ninguna; no hay vacuna obligatoria para viajar a Jordania. El clima árido y el paisaje desértico evitan la proliferación de enfermedades que se suelen dar con mucha mayor frecuencia en áreas tropicales. Además de eso, Jordania es un país mucho más avanzado de lo que se cree y conoce en occidente.

Como recomendación sanitaria, siempre que se viaja es recomendable hacerse un seguro de viaje, para estar cubierto en el caso de que pase algo; enfermedad, accidente, etc. Aunque afortunadamente nunca lo he tenido que utilizar, siempre que he viajado he ido cubierto, por si acaso.

Cómo llegar a Jordania

La manera más cómoda de llegar a Jordania es en avión, volando al aeropuerto internacional Queen Alia de Amman. De todas formas, es posible entrar en Jordania por tierra. Cruzr la frontera de Jordania con Israel es posible ya que está abierta en varios puntos para nosotros los occidentales.

El resto de fronteras terrestres son más complicadas, por ejemplo, la frontera de Jordania con Siria y la frontera de Jordania con Iraq están cerradas para nosotros, y las inmediaciones están copadas por campos de refugiados. En el caso de la frontera de Jordania con Arabia Saudí, el problema es que a los occidentales solo nos dan el visado si vamos en peregrinación a la Meca, si vamos a visitar a algún familiar o si vamos a hacer negocios. En cualquiera de los casos se requiere un montón de papeleo que hay que tramitar con mucha antelación y mucha suerte; yo intenté viajar a Arabia Saudí hace algunos años y no conseguí el visado pese a tener la invitación de una persona local.

VIAJAR A JORDANIA

En esta sección explicamos todo lo relativo a cómo viajar por Jordania; cómo conseguir el visado, cómo conseguir la moneda local, modos de transporte, lugares para visitar en Jordania, dónde alojarse en cada uno de los lugares, qué actividades llevar a cabo en Jordania, etc. Nosotros intentamos viajar de mochilero por Jordania, y aunque alquilásemos coches, fue un viaje low cost a Jordania, ya que, dentro de los que cabe, conseguimos viajar barato a Jordania.

Cómo tramitar el visado para Jordania

Visado Jordania en el Aeropuerto de Amman
El visado de Jordania, tramitado en el aeropuerto

Se puede conseguir un visado de turista para Jordania en el Aeropuerto de Amman y en la mayoría de los pasos fronterizos del país. La duración del visado de Jordania es de 30 días, con posibilidad de ampliarlo acudiendo a una estación de la Policía. El coste del visado para Jordania es de 40 dinares jordanos y es de una sola entrada. Existe una tasa de salida del país de 10 dinares jordanos que nos tiene que pagar si se abandona el país volando, así que nosotros tuvimos que pagarla porque optamos por cruzar por tierra a Israel.

¡Importante! Hay que pagar las dos tasas mencionadas en dinares. Más abajo explicamos cómo conseguir dinares jordanos.

De todas formas, es muy conveniente chequear la información que ofrece el Ministerio de Exteriores antes de viajar a Jordania, ya que debido a la inestabilidad de los países colindantes puede cambiar la política de visados y fronteras.

Dinero y moneda en Jordania

¿Cómo conseguir moneda local de Jordania?, ¿Se puede sacar dinero en Jordania? En Jordania, el visado para entrar al país se adquiere en la frontera, y nos hizo falta sacar dinero en el propio aeropuerto para pagarlo. Para ello, tienen justo al lado de la aduana una casa de cambio y un cajero automático. Nosotros tenemos tarjetas de débito de EVO y/o Abanca, que no cobran ninguna comisión al retirar dinero en cajeros en el extranjero. Son muy recomendables para viajeros frecuentes

En Jordania en concreto, nos salía mejor sacar dinero en cajero automático; el tipo de cambio que aplican Visa y Mastercard es mejor que el tipo de cambio que aplican las casas de cambio en Jordania.

Cómo moverse en Jordania

Si has contratado un viaje organizado por Jordania la agencia se encarga de llevarte todos los días de un lado para otro, pero si quieres viajar a Jordania por tu cuenta y hacer una ruta por libre, hay dos opciones principales de transporte en Jordania; en autobús o alquilando un coche.

Ruta en 4x4 por el desierto de Wadi Rum (Jordania)
Ruta en 4×4 por el desierto de Wadi Rum (Jordania)

Jordania en transporte público

Hoy en día no hay tren en Jordania. En su época, y durante un breve tiempo (1908-1916), hubo un tren que unía Europa con Medina (Arabia Saudí) y vertebraba Jordania; el Ferrocarril del Hiyaz. La línea que unía Damasco con Medina fue construida por el Imperio Otomano con ingeniería y financiación alemana, pero los nacionalistas árabes en seguida mostraron su oposición, ya que lo veían como un corredor mediante el cual los otomanos controlaban la zona. Los beduinos atacaron con dureza el tren a su paso por territorio beduino. También cogían la madera de las traviesas para alimentar sus hogueras. Durante la rebelión árabe, la guerrilla de Lawrence de Arabia terminó de destruir trenes y vías, cuyos restos siguen a la intemperie en el desierto Saudí. Hoy en día, solo funciona la sección entre Amman y Damasco, que puede cerrarse a causa de conflictos.

Por lo tanto, la única opción de transporte público para moverse por Jordania es el autobús. Moverse en autobús por Jordania es fácil; hay autobuses que unen los principales puntos de interés turístico, incluso autobuses que unen la capital con los principales enclaves turísticos o directamente el aeropuerto con las zonas turísticas. Si se quiere viajar en solitario por Jordania, el autobús es la opción más barata.

Lo ideal sería comprar el billete de autobús al siguiente lugar que quieras visitar nada más llegar a la estación de autobuses del anterior, me explico. Si acabas de llegar a Petra, y dentro de dos días quieres ir hacia Wadi Rum, lo ideal sería reservar o comprar ese billete nada más llegar a Petra, por si acaso. En temporada baja no suele haber problema de ocupación en los buses, pero en temporada alta depende.

Alquiler de coche en Jordania

Los coches de alquiler que utilizamos para hacer la ruta por Jordania en 7 días
Los coches de alquiler que utilizamos para hacer la ruta por Jordania en 7 días

Nosotros, como éramos un grupo de 6 personas, optamos por alquilar dos coches. Los coches eran muy pequeños, los más baratos que ofertaba la empresa de alquiler. En Jordania no hace falta alquilar un 4×4, ya que las carreteras que unen los principales puntos de interés turístico están suficientemente bien como para recorrerlas con un coche pequeño.

Siempre utilizo el buscador de coches de alquiler HappyCar para comparar y encontrar la opción más barata. La compañía que encontramos mediante el buscador no tenía la oficina en el aeropuerto, la tenía a unos kilómetros, pero hablamos con ellos y nos recogieron en el aeropuerto para llevarnos a la oficina y hacer los papeles (pese a que llegamos de madrugada).

Personalmente, creo que alquilar coche es la mejor opción a no ser que viajes solo. De cualquier manera, se tiene que conducir con los cinco sentidos puestos en la carretera ya que puede llegar a ser peligroso conducir en Jordania. Es muy frecuente encontrar obstáculos en medio de la carretera, curvas cerradas sin previo aviso, falta de iluminación, líneas mal pintadas, agujeros en medio de la carretera, etc.

Ruta en Jordania en 7 días

Teníamos los días contados y queríamos saborear una pizca de Israel también, así que decidimos visitar los principales lugares turísticos de Jordania (y alguno que nos pilló de paso como el Castillo de Shobak). Principalmente desechamos ruinas romanas. Ya que, sin querer despreciarlas, pensamos que eran más comunes y fáciles de ver en otros países mediterráneos; decidimos centrarnos en la esencia de Jordania, en lo más único.

Aunque 7 días son suficientes para verlo y conocerlo todo bien, sí es verdad que nos quedamos con las ganas de estirar un día más la estancia en cada uno de los lugares que visitamos. O al menos en Aqaba, Wadi Rum y Petra.

Aqaba; playa y buceo en el Mar Rojo

Atardecer con vistas al Mar Rojo en Aqaba (Jordania)
Atardecer con vistas al Mar Rojo en Aqaba (Jordania)
Golfo de Aqaba, parte del viaje a Jordania
Golfo de Aqaba; Israel a la derecha y Egipto de frente

Tan solo pasamos un día sumergiéndonos en las cristalinas aguas del Mar Rojo. El contraste de las montañas secas y sin vegetación rodeando el azul en calma es impresionante, pero el verdadero secreto de Aqaba se esconde bajo sus aguas, ya que el Mar Rojo es uno de los mejores lugares del mundo para bucear (casi más impresionante que las islas Maldivas). No hace falta más que un tubo y unas gafas para alucinar con la vida marina. También pudimos probar por primera vez la gastronomía jordana en forma de pescado fresco y humus.

En el post sobre qué ver y qué hacer en Aqaba ampliamos toda la información; dónde dormir barato en Aqaba, dónde comer bien en Aqaba, qué hacer en Aqaba, etc. Además de imágenes y curiosidades del lugar.

Wadi Rum; desierto, beduinos y mucha diversión

Qué hacer en Jordania (Wadi Rum)
Aitor y Adrian haciendo la ruta 4×4 en Wadi Rum (Jordania)
Disfrutando de la velada alrededor del fuego en Wadi Rum (Jordania)
Disfrutando de la velada alrededor del fuego en Wadi Rum (Jordania)

Dos noches en Wadi Rum y nos enamoramos del lugar; nos encantó. Hay un montón de actividades que hacer en Wadi Rum; paseos en camello, rutas en 4×4 por los lugares emblemáticos, tomar té, ver el atardecer, convivir con los beduinos, tomar té, subir a las montañas, ver las estrellas, tomar té, darle a la sisha, hacer una hoguera, tomar té…

Impresionante, en el post sobre las actividades que hacer en el desierto Wadi Rum os contamos en profundidad cómo disfrutar del desierto; dónde dormir barato, qué actividades hacer en el desierto de Wadi Rum, etc. También os contamos nuestra experiencia concreta y ampliamos la información con fotos.

Visitar Petra de Mochilero en 1 día y medio

Jordania en 7 días (Ruta)
El espectacular cañón que da acceso al «Teroso» de Petra (Jordania)
Un morador de la pequeña Petra tocando la flauta dentro de una cueva
Un morador de la pequeña Petra tocando la flauta dentro de una cueva

Una de las Siete Maravillas del Mundo moderno se encuentra en Jordania, y se llama Petra. Es una auténtica pasada, puedes quedarte hasta una semana explorando la ciudad de los nabateos y todos los días encontrarías algo nuevo. Nosotros tuvimos solo día y medio. Lo cual fue suficiente para conocer Petra de una manera alternativa, visitar la Pequeña Petra, degustar la gastronomía jordana en una cueva, beber cerveza jordana, hacer amigos, etc.

Petra es una de las 7 Maravillas del Mundo moderno que más nos ha gustado. Es mucho más impresionante que el Cristo Redentor de Rio de Janeiro, por ejemplo

Ya que no hay palabras para describir la belleza de Petra, en nuestro post sobre cómo viajar a Petra de mochilero os contamos cómo encontrar alojamiento barato en Petra, dónde comer en Petra, cómo visitar Petra de mochilero, etc. para que tú mismo puedas ir y verlo.

Bañarse gratis en el Mar Muerto

Bañarse en el Mar Muerto Gratis (Jordania)
Bañarse gratis en el Mar Muerto, parte de nuestra ruta por Jordania
Flotando en el Mar Muerto
Flotando en el Mar Muerto

Esto sí que es de mochileros, intentar hacer el viaje barato a Jordania, ahorrando donde se puede. Nosotros nos bañamos en el Mar Muerto sin acceder mediante ningún hotel ni resort; os contamos cómo bañarse en el Mar Muerto gratis. La experiencia no fue del todo grata, pero, no deja de ser una experiencia 😀

Viajar a Jordania por libre (conclusiones)

Viajar a Jordania es seguro, y como es un país con buena infraestructura turística, se puede viajar a Jordania por libre. Cada viajero elige si viajar en coche alquilado o en autobús, pero de ambas maneras es asequible.

Para finalizar la guía de viaje de Jordania, incluimos el video que elaboró nuestro amigo Sorly. Una imagen vale más que mil palabras, y se ve a la perfección de nuestra maravillosa ruta por Jodania en 7 días. Sin duda, uno de mis viajes preferidos.

Espero de corazón que nuestra experiencia sirva de ayuda para viajeros. Si algún lector tiene alguna sugerencia o apunte que hacer, los comentarios están activados para recibir cualquier actualización.

Wadi Rum; desierto, beduinos y mucha diversión

Qué hacer en Jordania (Wadi Rum)

El desierto de Wadi Rum se extiende entre el Mar Rojo y la frontera con Arabia Saudí, a unos 60 kilómetros de Aqaba y a unos 100 kilómetros del enclave arqueológico de Petra. La singularidad de este paraje reside en la combinación de arena y estructuras rocosas que cambian de color según el momento del día, y, como no, en sus gentes, los beduinos.

Wadi Rum, o Valle de la Luna en castellano, es una experiencia, es dormir en una jaima con los beduinos, es hacer rutas en 4×4 por el desierto, es subir a los riscos que sobresalen de la arena, es tomar té a todas horas, es admirar las estrellas, es conocer una manera diferente de vivir, es sentirte acogido.

Uno de los must de Jordania, declarado Patrimonio de la Humanidad en 2011, ningún viajero debería perderse la experiencia de pasar por este emblemático lugar. Hay un sinfín de actividades que hacer en el desierto de Wadi Rum, hay mucha diversión asegurada para aventureros de todas las edades, gustos y condiciones. En este post explicamos cuales son las actividades recomendadas, dónde dormir en el desierto, cómo llegar hasta Wadi Rum, etc.

Podemos decir, que Wadi Rum fue el gran descubrimiento de nuestra ruta por Jordania, llegamos a este país atraídos por Petra, una de las 7 maravillas del mundo moderno, y alucinamos con este desierto que tanto tiene que ofrecer.

Cómo llegar al desierto de Wadi Rum

En Jordania no es muy complicado llegar a los sitios. Existen autobuses a Wadi Rum desde todos los puntos turísticos del país y desde las principales ciudades. En coche, hay una autopista que cruza el país de norte a sur, conectando Aqaba en el extremo sur y Hamman en el norte en unas 5 horas. La autopista tiene diversas salidas, no muchas, y todas las salidas están perfectamente señalizadas; hacia el oeste para ir a Petra, hacia el este para ir a Wadi Rum, etc.

Si se quiere llegar desde Aqaba, en el sur, se ha de tomar la autopista principal hacia el norte, hasta que la señalización de la carretera indique la salida hacia Wadi Rum. De verdad, no hay pérdida. Si se quiere llegar desde Petra o desde Amman, lo mismo, tomar la autopista principal y seguir hacia el sur hasta ver la señalización. Una vez fuera de la autopista, hay que seguir la carretera, que es bien recta y se va adentrando poco a poco en el desierto.

Normalmente, los beduinos del campamento con el que se haya contratado las noches, suelen acercarse hasta lo que es el pueblo de Wadi Rum, la estación de autobuses si es que se llega en bus a Wadi Rum o hasta algún punto de encuentro que fijen ellos mismos; con lo cual, los beduinos recogen a los visitantes. En nuestro caso nos encontramos con ellos en una gasolinera, allí, todos los integrantes de nuestro grupo pasaron a uno de los todoterreno pick up de lo beduinos y se los llevaron para el campamento. Adrián  y yo cogimos nuestros coches y seguimos a la otra pick up hasta un sitio seguro en el que aparcar nuestros coches. Una vez dejados nuestros coches, nos subimos a su todoterreno pick up y nos llevo de rally por el desierto hasta el campamento.

Dónde dormir en el desierto de Wadi Rum

Hay un montón de campamentos que ofrecen alojamiento en jaimas. La verdad es que todas tienen una pinta más o menos parecida, algunas son más caras y ofrecen alguna comodidad más, y otras más baratas y algo más austeras, pero todas están bien, Jordania es un país con una infraestructura turística muy buena.

Nosotros nos quedamos en el Salman Zwaidh Camp y estuvimos muy a gusto. Como ya hemos comentado, fueron a recogernos al punto de encuentro que fijamos para llevarnos en sus todoterrenos hasta el campamento (pueden arreglar transfer a la estación de autobuses o hasta el propio aeropuerto si fuese necesario), al llegar nos ofrecieron té (bebida que nunca falta en el campamento) y nos comentaron cual es su oferta de actividades en Wadi Rum (la desarrollamos en el siguiente punto).

Los campamentos en Wadi Rum son sencillos pero tiene todo lo necesario para estar cómodo. Entendiendo que una de las mayores preocupaciones de los viajeros pueda ser dónde hacer sus necesidades en medio del desierto, cabe destacar que los baños están dentro de una construcción de hormigón y vigas de madera bien alicatada con azulejos y tal. Las jaimas tienen 1, 2 o 3 camas, que pueden ser tres individuales, dos individuales, una de matrimonio, o una individual y una de matrimonio. Tienen una jaima que utilizan como comedor y sala de estar, con cojines para estar a gusto, que es precisamente el lugar en el que bebíamos el té, comíamos las delicias locales que nos preparaban y charlábamos mientras fumábamos de la sisha.

Los dueños y trabajadores son muy buena gente, muy cercanos y muy divertidos. Nos dieron mantas extra para sobrellevar mejor el frío de las noches de diciembre, nos ayudaron a subir al risco que está pegado al campamento, jugamos a fútbol con ellos, nos llevaron a un bar típico beduino en el pueblo de Wadi Rum a ver el Real Madrid-Barça con ellos, nos llevaron a toda pastilla por el desierto de noche y completamente a oscuras, nos dieron de sus sishas para fumar, hicieron una hoguera de noche y cantaron y tocaron música con nosotros, etc. ¡Y TODO GRATIS!

Qué actividades hacer en el desierto de Wadi Rum

Hacer actividades en Wadi Rum, lo más importante y divertido 😀

Son los propios campamentos los que ofrecen las actividades, incluso si no tienes intención de dormir en el desierto y solo quieres pasar allí unas horas durante el día, puedes hacer las actividades que quieras contratándolas con los campamentos.

A nosotros nos ofrecieron rutas en 4×4 de 1 hora, de 3 horas y de 4 horas y media, también rutas en camello de 1 hora o trekkings y rutas a pie. La diferencia entre las rutas de todoterreno era que en las que duraban más horas, se podían ver más cosas, pero, la diferencia entre la de 3 horas y la de 4:30 era que se veía una cosa más, pero que al estar tan lejos se tardaba mucho tiempo en ir y en volver. Teniendo en cuenta precios y la cantidad de cosas que se podían visitar, elegimos la ruta de 3 horas en todoterreno, que es la que recomendamos. La experiencia con los camellos la descartamos porque todos habíamos montando alguna vez en camello (por ejemplo en el desierto de Sahara o el desierto del Tar) y porque no se podía llegar tan lejos como en Jeep dado que la velocidad punta de estos camélidos no es demasiado rápida.

A continuación hacemos una pequeña lista con las cosas que ver y hacer en el desierto de Wadi Rum.

  • La casa de Lawrence de Arabia: Thomas Edward Lawrence, más conocido como Lawrence de Arabia, fue escritor, arqueólogo y oficial de la Armada Británica en la primera guerra mundial, jugó un rol fundamental en la revolución árabe, y en sus periplos por este desierto quedó prendado. Su casa no son más que cuatro paredes medio derruidas.
  • Rostro esculpido de Lawrence de Arabia: se trata de un grabado en la pared en homenaje a Lawrence de Arabia.

  • Arte rupestre: me sorprendió la falta de información sobre los mismos. Son preciosos, pero no sé ni quienes los hicieron ni cuando :S

  • Tetería y sisha: algo que no puede faltar en oriente medio, es parte de su cultura. Al igual que los occidentales, por lo general, nos juntamos a tomar unas cervezas, ellos toman té y fuman sisha.

  • Arcos de roca: nosotros solo vimos uno, los arcos más grandes están muy lejos, y entran dentro del pack del tour largo en 4×4, aun así, el que vimos también era impresionante y pudimos caminar por encima de él.

  • Atardecer: impresionante, el color de la arena se vuelve rojo y las montañas de piedra oscurecen.
  • Subir a un montaña: nosotros subimos al que estaba justo al lado de nuestro campamento, pero muchos de ellos son accesibles a pie, muy recomendable para tener una vista panorámica del desierto.
  • Ver las estrellas: ¡a-lu-ci-nan-te! no hay otra palabra, está todo tan oscuro que las estrellas se ven a la perfección, toda una delicia para los amantes de la astronomía (y para los que disfrutamos simplemente tumbándonos en la arena panza arriba a flipar con el universo)
  • Hacer una hoguera: pedídselo a los beduinos, calentad el té en la misma y charlad y cantad alrededor de la hoguera. Ideal para sobrellevar el frío que hace en diciembre en el desierto de Wadi Rum.



Para cualquier duda sobre viajar a Wadi Rum, no dudéis en escribir un comentario. Lo mismo si es que ya habéis viajado por la zona y creéis que se puede complementar el post de alguna manera.

[relatedkingpro show=»4″ images=true width=»295″ height=»180″ placeholder=false]

Sossusvlei y la Duna 45 – Desierto del Namib en 4×4

El desierto del Namib es el desierto más antiguo del mundo, una masa árida que ya existía hace 65 millones de años, época en que se extinguieron los dinosaurios. Con una extensión de 2.000 kilómetros de largo, y entre 80 y 200 de largo, acapara la costa de Namibia al completo, de hecho, Namib significa «enome» en lengua nama. La Unesco lo declaró Patrimonio de la Humanidad en 2013.

Ya pudimos cruzar el desierto del Namib en 4×4 y disfrutamos de sus arenosas dunas al recorrer la costa de los esqueletos y los alrededores de Swakopmund y Walvis Bay, pero el punto más destacable y de mejor acceso de todo el desierto del Namib, es el salar de Sossusvlei, que se adentra en las rojizas arenas del Namib, donde se puede ver la Duna 45 (que no se diferencia mucho del resto de las dunas pese a su fama).

Non Gogoa Han Zangoa Tropico de Capricornio

En el norte del Namib, a la altura de Torra Bay, las dunas son de arena blanca, y no bloquean el acceso al mar, pero a medida que conducíamos con nuestro 4×4 hacia el sur vimos cómo las dunas iban tomando un color cada vez más dorado, con toques amarillos y naranjas, y de Walvis Bay en adelante, no es posible conducir paralelo al mar puesto que las dunas llegan hasta el mismo, y la carretera, sin asfaltar (típica namibia), discurre por el interior, donde la tierra y la arena se vuelven rojizas.

Por seco que sea el clima, la fauna y flora del Namib se han adaptado a la aridez del entorno, y se pueden avistar oryx, antílopes, avestruces, chacales, hienas y caballos salvajes en el sur, y elefantes, cebras, leones, y jirafas en el norte.

Recorrer Namibia en 4×4 es súper divertido, las carreteras son de piedra suelta, gravilla, arena, sal y demás componentes que el variopinto entorno ofrece, y el límite es de 100 km/h, aunque vimos vehículos todoterrenos que iban muchísimo más rápido. Por supuesto, sin un coche alto y con ruedas anchas no vas a ningún lado.
[ve_gmap map=»2275″]

Cuenca de Sossusvlei: dunas, salares y árboles fosilizados

Lo primero que hicimos al llegar a Sesriem, el poblado en el que se encuentra la entrada al Parque de Sossusvlei, fue apresurarnos a entrar, ya que cierran las puertas cuando cae el sol, y no las vuelven a abrir hasta que el sol amanece, lo cual nos hubiese imposibilitado disfrutar del amanecer en las dunas. El campamento es sencillo, y sufría cortes de agua, pero tampoco hace falta más de lo que ofrece.

Al de pocos kilómetros después de entrar en el valle de Sossusvlei, hay una carretera a mano derecha, que conduce hasta una antigua y estable duna (sabemos que es antigua y estable por la elevada cantidad de vegetación que la cubre), y desde allí pudimos ver el atardecer en el desierto del Namib mientras tomábamos un te y comíamos unos bocadillos de mantequilla de cacahuete.

Dune 45

Antes de meternos en la tienda para dormir hicimos algo de yoga, lo cual nos vino de perlas para tomarnos con calma la noche, que fue medio complicada porque vivimos una tormenta de arena que nos metió arena dentro del saco, en la nariz, los ojos, la garganta, los oídos y todos los recovecos de la anatomía humana que os podáis imaginar. Además, tuvimos que madrugar muchísimo para subir a la Duna 45 y poder llegar a ver el amanecer desde la Duna 45.

Después de ver el amanecer, seguimos conduciendo hacia el interior del Namib por el salar que se adentra 50 kilómetros entre las dunas, la conducción por este lugar es pura magia, la carretera está asfaltada casi hasta el final, y de ahí en adelante la arena toma su lugar. Sólo los 4×4 pueden pasar, el resto de coches tienen que aparcar allí mismo, y subirse a un «trenecito» que es remolcado por un tractor. Aun así, llega un punto en el que todos los vehículos están obligados a parar, y la marcha sigue a pie hasta el Valle de la Muerte, un salar rodeado de altísimas dunas repleto de árboles muertos, incapaces de descomponerse por la sequedad extrema del ambiente.

Death Valley Namib Desert

Non Gogoa han Zangoa Death Valley Namib

Volvimos al coche, y condujimos 5 minutos más por la arena hasta llegar al punto desde el cual se deja el coche para subir a la duna Big Daddy, que es simplemente enorme. Decidimos no subir porque estábamos cansados por la nochecita que habíamos pasado, porque hacía muchísimo calor y porque el viento no paraba de llenarnos los ojos y la boca de arena. He de admitir, que parte de la culpa de llenarme de arena fue mía, porque duna a la que subía, duna desde la cual me tiraba saltando y rodando; disfruté como un niño haciendo la croqueta.

Así pues, volvimos al campamento para darnos una ducha y partimos de vuelta hacía Walvis Bay.

Sossusvlei

Por cierto, Sossusvlei es la suma de dos palabras, sossus, en lengua nama, y vlei, en afrikaans: la ciénaga sin retorno. Por suerte, nosotros retornamos 🙂

[relatedkingpro show=»4″ images=true width=»295″ height=»180″ placeholder=false]

Ruta por la Costa de los Esqueletos en 4×4

La Costa de los Esqueletos comprende toda la zona costera de la mitad norte de Namibia. Dado que es un lugar realmente inhóspito que está casi totalmente deshabitado; no hay tiendas, ni gasolineras, ni ningún tipo de señal de vida humana en cientos y cientos de kilómetros. Por algo los bosquimanos llamaban a esta costa «la tierra que Dios creo enfadado». Hacer una ruta por la Costa de los Esqueletos en 4×4 es una aventura genial.

Por tierra, sólo se puede llegar a la Costa de los Esqueletos a través de un desierto caliente y árido, la costa, está casi siempre cubierta de una densa niebla, fruto de la fría corriente de Benguela que recorre la costa, lo cual, aunque le da un toque fantasmagórico y crea unas corrientes y olas que imposibilitan el atraque de los barcos en tierra firme, trae la suficiente humedad para que unos pocos animales y plantas puedan sobrevivir. Por su parte, los vientos soplan desde la tierra hacia el mar, llevando grandes cantidades de arena al océano, y es la combinación de estos dos factores la que propicia que el mar esté lleno de nutrientes, y por ende, de vida.

¿Por que se llama Costa de los Esqueletos? El nombre le viene al dedillo a este lugar, ya que toda la zona está minada de esqueletos de animales muertos y barcos varados.

Skeleton Coast Gate

Flora y fauna de la Costa de los Esqueletos

Pese a lo inhóspito del lugar, hay vida. Como hemos comentado, el mar está lleno de nutrientes por la mezcla de las aguas frías de la corriente de Benguela y la arena que el viento trae del desierto, lo que convierte la Costa de los Esqueletos en un caladero de peces muy importante para los humanos… y para mamíferos y aves marinas como focas y cormoranes. Hay tantos animales, que la costa está llena de cadáveres de foca y cormorán, lo cual es una gran suerte para animales oportunistas como chacales e hienas. También se pueden ver flamencos en las zonas de agua poco profundas y protegidas del viento.

Nosotros pudimos ver un montón de focas y cormoranes (tanto vivimos como muertos), y aunque no vimos chacales ni hienas, la arena está plagada de huellas de cánido, y esqueletos de animal limpios. La mejor fecha y el mejor lugar para ver focas en Namibia es Cape Cross en noviembre-diciembre, hay una cantidad loca de focas dando a luz.

Flamenco Namibia

En cuanto a la flora del desierto del Namib, apenas hay nada. Lo más destacable es la welwitschiaceae, endémica del Desierto del Namib, una planta desértica de lento crecimiento que sólo genera dos hojas en toda su vida, y que puede llegar a vivir más de 1000 años, incluso 2000. Se cree que la planta absorbe el agua a través de estructuras peculiares en sus hojas que le sirven para aprovechar el rocío nocturno del desierto. El Dr. Friedrich Welwitsch la descubrió en 1860, se considera una de las plantas más raras que existen y es bastante apreciada por los coleccionistas. Está en peligro.

Welwitschiaceae

Ruta en 4×4 por la Costa de los Esqueletos

¡Diversión total! La parte norte de la Costa de los Esqueletos está considerada «zona intangible», y hay una pista de tierra y piedras por la que se ha de conducir. Una vez pasada pasada esa zona, que se prolonga por 143 kilómetros (desde la Springbokwater Gate hasta la Huab Gate), la diversión comienza: se puede conducir por las dunas, la playa, los salares, las rocas, etc. En vez de explicarlo con palabras, os dejo un video para que veáis lo divertido que es cruzar la costa de los esqueletos en 4×4.

¡OJO! Muy importante llevar el depósito lleno o un tanque extra de combustible, que no hay gasolineras en 438 kilómetros, y si quieres hacer algo de conducción 4×4 el consumo del coche puede ser muy alto.

Qué ver y hacer en la Costa de los Esqueletos

A continuación os contamos qué ver en la Costa de los Esqueletos y qué hacer en la Costa de los Esqueletos. Como podréis comprobar en los videos, aprovechamos la libertad que da el sentirse totalmente solo para hacer un poco el lelo.

  • Vieja Mina de Diamantes Toscanini: se trata de una mina abandonada. Anduvimos explorando todos los recovecos de las ruinas, y aunque no tuvimos la suerte de encontrar ningún diamante, nos lo pasamos muy bien haciendo el canelo.

  • Antiguo Pozo Petrolífero: lo mismo, una plataforma petrolífera abandonada en medio de la nada. Nos recordó al mundo post apocalíptico que se muestra en la película Mad Max, y no pudimos evitar hacer una parodia 😀

  • Embarcaciones encalladas: ha habido un montón de naufragios en la Costa de los Esqueletos. Hay grandes historias, como por ejemplo la de un gran navío que encalló en 1909. Para rescatar a este barco se envió una embarcación auxiliar que también se quedó atrapada entre las piedras, después mandaron un avión para rescatar a los tripulantes, pero el avión nunca pudo despegar porque se lo tragó la arena, y al final tuvieron que mandar un convoy de camiones que necesitó dos semanas para llegar hasta el punto del accidente por tierra y volver con la tripulación. El último gran barco encalló hace 7 años. Muchos de los barcos están hoy en día lejos del mar, algunos hasta a 1 kilómetro tierra adentro, y es que la costa le está ganando metros al mar, gracias a los vientos que soplan desde el interior y arrastran la arena del desierto. Lo malo para los visitantes es que la erosión creada por el viento y la arena está engullendo los roñosos esqueletos de estas bestias de hierro.
  • Lago salado rosa: lo encontramos por casualidad, y nos quedamos realmente sorprendidos por su color y la forma perfectamente cuadrada que luce la sal cristalizada de su interior.

Salt Lake

  • Ver focas en Cape Cross: es una reserva natural y hay que pagar para entrar (70 dólares namibios persona), pero merece realmente la pena, entre noviembre y diciembre es la época en la que las focas dan a luz, además de ver un sinfín de focas adultas, pudimos ver un montón de crías también. Eso sí, la peste del lugar es increíble.

Ciudades en la Costa de los Esqueletos

  • Henties Bay: es como un oasis en medio de la nada, hay de todo, restaurantes, gasolinera, una playa preciosa, casas, gente, vida…
  • Swakopmund: una ciudad colonial alemana, con arquitectura bávara, todo un espectáculo en África. Es el lugar de veraneo por excelencia, también el lugar en el que viven la mayoría de los pensionistas blancos de Namibia: una ciudad repleta de cafés y restaurantes, con un bonito paseo, playa, y en la que se ofertan todo tipo de actividades extremas como rutas en quad por las dunas, paracaidismo, etc.

Swakopmund

  • Walvis Bay: a unos 30 kilómetros de Swakopmund, es una ciudad construida alrededor de un superpuesto industrial. Walvis Bay marca el final de la Costa de los Esqueletos y el comienzo del Desierto del Namib. En la laguna hay miles de flamencos y algunos pelícanos.

Dune 7 Namibia

Surfear en la Costa de los Esqueletos

En esta costa se forman olas muy buenas para el surfing, pero la verdad es que no hemos visto a nadie surfear. El agua está fría, las corrientes son muy fuertes y la mayoría de los puntos son de difícil acceso, puede que esas sean las razones por las que el surf aún no se ha extendido en Namibia. La laguna de Walvis Bay es un emplazamiento ideal para practicar kite surf, y conocimos a una española que lo practica.
[relatedkingpro show=»4″ images=true width=»295″ height=»180″ placeholder=false]

Un día y una noche en los salares de Makgadikgadi

Los salares de Makgadikgadi son un cúmulo de salares perdidos en la sabana de Botswana; los restos del otrora enorme lago Makgadikgadi, que una vez cubrió un área más grande que Suiza, pero que se secó hace unos 10.000 años. La suma de todos los salares de Makgadikgadi ocupa una superficie mayor que el mismísimo salar de Uyuni, haciendo que sea el salar más extenso del mundo.

El día anterior habíamos alucinado con la belleza de la nada en Kubu Island, así que decidimos que teníamos que pasar un día y una noche en los salares de Makgadikgadi. La zona es realmente inhóspita, no vive nadie en los 150 kilómetros que separan Gweta (al norte de los salares) de Mopipi (al sur de los salares), y el terreno es peligroso, el barro salino tiene una consistencia parecida al cemento líquido y es fácil que el coche se quede atascado.

Además vimos el especial de Top Gear en Botswana (el video que sigue), y aseguran que ellos fueron los primeros en cruzar estos salares con un vehículo; con lo cual, para nosotros, que en comparación somos unos pardillos, la aventura se presentaba como un gran reto, sobre todo después de lo que nos pasó en Moremi

Resultó que el piso era firme, porque octubre es el final de la época seca, y por ende, el momento en el que el que la tierra está más dura, así que fue una gozada conducir sobre el salar, no nos hizo falta ni poner el 4×4. Bien es cierto que cuando nos poníamos a hacer giros y a serpentear con el todoterreno las ruedas se hundían bastante en la tierra, pero nada grave.

Makgadikgadi Pans

Al final, llegamos a un punto en el que sólo veíamos salar a nuestro alrededor, ni pastos, ni piedras, ni árboles; sal. Pasamos toda la tarde refugiados en la sombra que nos proporcionaba el coche, escuchando el silencio, sintiendo cómo la nada entraba dentro de nosotros, sintiendo nuestro cuerpo vibrar, conectándonos con el entorno.

La verdad es que los lugares desérticos tienen algo especial que es invisible a los ojos, y ya lo he experimentado tanto en el desierto del Thar en India, como en las dunas de Erg Chebbi en Marruecos.

Nada tiene sentido cuando te encuentras en medio de la nada, los únicos acompañantes son el sol durante el día y la luna con las estrellas de noche, y cobran gran importancia, se convierten en algo vital, son parte de tu vida. El acompañante fugaz es el viento, que viene y va, cuando viene lo sientes como nunca antes, y cuando se va deja espacio al vacío, al silencio absoluto, cosa que no había escuchado en 24 años de vida (es una sensación muy rara para el oído). Al final terminamos desnudos, porque, ¿qué sentido tiene llevar ropa?

Aquí os dejo nuestro día en los salares de Makgadikgadi resumido en 1 minuto; no os lo perdáis.

Baobabs en el salar: Kubu Island

Kubu Island es un lugar mágico, uno de lo más espectaculares y místicos que he tenido la oportunidad de presenciar en mi vida. Se trata de una islote de roca situado en medio de los salares de Makgagikgadi; como un oasis repleto de baobabs en la mismísima luna.

Botswana es el país más sorprendente en el que he estado, un país sin mar ni montañas, que te deja sin aliento a cada segundo con sus maravillas. Kubu Island es una de esas maravillas, cuesta llegar hasta allí, pero la satisfacción al encontrarte con el islote repleto de baobabs es indescriptible. Llegamos por la mañana y estuvimos allí hasta el atardecer, solos, no vimos ni una sola persona, ni turistas ni locales.

Non Gogoa Han Zangoa Baobabs

El salar fue un lago repleto de vida hasta hace 10.000 años. Hoy en día la piedra pulida, el guano fosilizado sobre las rocas y el lecho salino perfectamente llano son los únicos testigos de aquella época.

La claridad del sol es cegadora y el calor intenso, sólo aliviado por las intermitentes rachas de viento. Es fácil perder la noción del tiempo, lo único que cambia es la posición del sol, el resto permanece inmóvil, en silencio, la presencia de los baobabs es imponente, grandes moles milenarias, algunos llevan ahí desde antes de que Jesucristo naciera. Sólo algunas lagartijas y aves comparten Kubu con los árboles. En resumidas cuentas, una pasada.

Pudimos subirnos a algunos baobabs para deleitarnos con la vista sobre el salar desde las alturas, también vimos la cueva sagrada a la que acuden los lugareños para rendir homenaje a sus ancestros y llevarles ofrendas, pero lo realmente trascendental es invisible a los ojos: la energía del lugar te hace vibrar.

Baobab Pan

Kubu Island Panoramic View

Cómo llegar a Kubu

La verdad es que me da hasta pena descubrir la localización de este emplazamiento único, sería una enorme pena que se convirtiese en un punto turístico al uso. Si vas, respétalo, no dejes nada allí, ni te lleves nada del lugar, intentemos preservar la esencia, la magia del lugar.

En la carretera de Nata a Maun, a 20 kilómetros de Nata, en la parte izquierda, al borde de la maleza, se ve un mojón verde que reza «KUBU». En ese punto comienza una ruta fuera de pista de 91 kilómetros que termina en el salar en el que se encuentra Kubu Island. El camino se bifurca en varios puntos, y no existe señalización alguna, así que es necesario tirar de intuición, orientación, o disponer de la app maps.me, que es básicamente un sistema GPS offline para smartphones.

Baobab coche

Kubu Pan

Dónde alojarse

En la orilla del islote hay un campamento comunitario gestionado por la gente de las aldeas colindantes (apenas hay 3-4 aldeas con 4-5 chozas cada una en los 91 kilómetros de camino, el lugar está vacío, tened en cuenta que Botswana tiene el tamaño de Francia y tan sólo 2 millones de habitantes), pero es muy caro, cuesta 20-25 euros por persona, tienes que tener tu propia tienda de campaña y no hay agua corriente, la única infraestructura existente son unas letrinas. Nosotros nos quedamos en el Makgadikgadi Adventure Camp (donde estuvimos solos también), a 19 kilómetros de Kubu Island, justo frente a la barrera veterinaria, donde la pista se bifurca y puedes tirar para Kubu o para Gweta: 8€/persona (90 pulas).

Aldea Botswana

[relatedkingpro show=»4″ images=true width=»295″ height=»180″ placeholder=false]

Ruta en camello por las dunas de Merzouga

Hacer una ruta o paseo en camello por las dunas de Merzouga es una de las mejores experiencias que vivimos en Marruecos. En el Sahara marroquí, pegado a la frontera con Argelia, se encuentran las dunas de Merzouga; el Erg Chebbi, un cúmulo de dunas que fascinan a cualquiera. Y os preguntaréis, pero si es solo arena, ¿cómo va a “fascinar”? Pues… yo tampoco me lo explico, pero el desierto también tiene su belleza, y estar en medio de “la nada” le hace a uno sentir muchas cosas. Aquí os contamos todo sobre nuestra ruta en camello por las dunas de Merzouga.

Manteniendo la tónica habitual en Marruecos, este plan no lo elegimos, nos obligaron a experimentarlo. Estábamos marchándonos de Aït Ben Haddou cuando un señor de la calle recitó la más temida de las palabras; “¿españoles?”. Ya nos había cazado. Nos llevó a su agencia de viajes para “informarnos” sobre “una experiencia inolvidable”. Es curiosa la distorsión que tienen de la palabra “informar” y como la confunden con vender, insistir, enfadarse si no lo compras, no dejarte marchar, y regatear. Ese “informar” derivó en una ardua negociación en la cual obtuvimos un 25% de descuento sobre el precio inicial; haríamos un paseo en camello por las dunas de Merzouga y pasaríamos una noche en el desierto. Todo por 30€. Tras el deal concluimos con el protocolario té con el que se cierran las transacciones.

Cómo llegar a Merzouga por libre

Carretera para llegar a Merzouga, donde está el desierto de Erg Chebbi
Carretera para llegar a Merzouga, donde está el desierto de Erg Chebbi

Saliendo desde Marrakech, pasamos por Aït ben Haddou y pudimos visitar las Gargantas del Todra antes de llegar a Merzouga. Recorrimos en coche kilómetros y kilómetros de rectas por el desierto hasta llegar a un palacete al pie de las dunas; ahí comenzaría nuestra ruta en camello por el desierto.

Cabe destacar que en el pueblo anterior, Rissani, nos paró un todoterreno del que salieron dos personas; el mayor de los dos, apoyado en la ventanilla de nuestro coche intentó vendernos una ”inolvidable noche en el desierto”, mientras el adolescente trataba de entrar en el coche para guiarnos hasta el hotel en el que comenzaba la ruta en camello por el desierto de Merzouga. No aceptaban un “¡NO!” por respuesta, así que tuvimos que acelerar y largarnos; un desfase.

Ruta en camello por las dunas de Merzouga

Paseo en camello por Merzouga, donde se encuentra el desierto de Erg Chebbi
Paseo en camello por Merzouga, donde se encuentra el desierto de Erg Chebbi

La llegada al «hotel» en el que nos habían citado para comenzar la ruta por las dunas de Merzouga fue de lo más curiosa, ya que nos estrenamos en el desierto dándonos un chapuzón en una piscina… Se supone que teníamos que hacer tiempo hasta que apareciesen la pareja inglesa y las jóvenes italianas que nos prometieron que vendrían. Pero nunca aparecieron. Así que, preparamos la bolsa para pasar la noche en el desierto (ropa y 3 botellas grandes de agua) y nos dispusimos a empezar el paseo en camello.

Por fin, a las siete de la tarde, empezamos el paseo en dromedario por el desierto, con nuestro guía Ali; un tuareg proveniente de Mali. Las casi dos horas de paseo en camello por las dunas de Merzouga que necesitamos para llegar al oasis en el que íbamos a dormir dieron para mucho. No para hacer mucho, sino para sentir y pensar mucho; es la belleza de la nada, que te embriaga, te aturde, te sobrecoge y te impacta. Ambos comentamos que la cámara no podía captar la esencia del momento, solo lo intranscendente del lugar, lo banal del desierto.

Aitor y Borja en la ruta en camello por el desierto de Merzouga (Marruecos)
Aitor y Borja en la ruta en camello por el desierto de Merzouga (Marruecos)

Noche en las jaimas del desierto

El campamento en el que íbamos a dormir estaba en un oasis situado entre las dunas. Manteniendo la tónica habitual, incluso en mitad del desierto fuimos víctimas de unos niños nómadas que intentaron vendernos unas figuritas.

Ali nos preguntó si preferíamos dormir en las jaimas o si preferíamos dormir al raso. Decidimos que mejor dormir bajo las estrellas, y Ali lo dispuso todo para que nosotros estuviésemos cómodos; saco una alfombra sobre la que puso dos colchones y una mesa, cenamos opíparamente (un manjar digno de dioses), y nos tumbamos bajo un manto de estrellas. Pasamos la noche al raso. El vendedor de Aït Ben Haddou, estaba en lo cierto; una noche inolvidable, pese a la ausencia de las jóvenes italianas.

Paseo en camello por las dunas de Merzouga. Al frente, nuestro guía touareg; Alí.
Paseo en camello por las dunas de Merzouga. Al frente, nuestro guía touareg; Alí.

Al día siguiente nos despertó Ali al grito de “¡VASCOS!”; eran las 6:34, hora de presenciar el amanecer. Pudimos desayunar viendo cómo salía el sol.

Nos despedimos del campamento, y volvimos a subirnos a los dromedarios para continuar con la ruta por las dunas de Merzouga y regresar al palacete en el que habíamos dejado las mochilas y el coche.

Coche de alquiler para viajar por Marruecos en las dunas de Merzouga
Nuestro coche de alquiler en el oasis, al pie de las dunas de Merzouga

Al llegar, nos dimos una ducha, echamos una cabezadita, y nos marchamos en busca de una gasolinera, ya que el coche estaba en reserva. Fueron unos momentos bastante tensos, porque estábamos en medio del desierto de Merzouga, perdidos en una maraña de pistas demasiado abruptas para nuestro cochecito, y no sabíamos dónde estaba la gasolinera más cercana; toda una aventura. Por suerte, llegamos 🙂