Para el verano de 2012, aquí mi colega Aitor y yo, no teníamos ningún viaje planeado. Un buen día de julio se nos cruzaron los cables y decidimos organizar un viaje por el sur de Portugal. Desde que surgió la idea, hasta el día que estábamos en marcha, pasaron apenas tres semanas y el viaje…