Udaipur

Udaipur, la ciudad blanca de Rajastan

Udaipur es una “pequeña” ciudad situada al sur de Rajastan, y es la primera parada para los viajeros que vienen a Rajastan desde el sur de India. La llaman “White City” con razón, y es un remanso de paz, como un oasis en el desierto si tenemos en cuenta lo caótico e intenso que es India, en nuestra opinión, una parada obligatoria.

Llegamos exhaustos a Udaipur, partimos desde las Cuevas de Ajanta, y tuvimos atrasos en el tren, tuvimos que ir a otra ciudad a medio camino y allí tomar un autobús in-extremis; vamos, como casi siempre en India. En Udaipur estaba esperándonos Guillaume, nuestro amigo francés, que conocimos en el Trekking del Annapurna, y con quien hicimos el Safari en Chitwan. Él había llegado antes que nosotros, y ya nos había reservado cama en un hospedaje (2€ por persona y noche). Dejamos la mochila y salimos a cenar; no hizo falta más que 5 minutos de paseo para darnos cuenta de lo bonito que es Udaipur.

Qué ver y hacer

La verdad es que no hay demasiadas cosas que hacer en Udaipur, la principal atracción es el City Palace, pero no pudimos verlo por dentro porque al ser el Día de la República, estaba cerrado… aun así, nos dimos un paseo por la ciudad, visitamos un templo y nos dimos una vuelta en bote por el lago. Nos costó 250 rupias a cada uno el paseo de 20 minutos en bote, la verdad es que no merece la pena, pero bueno, después de visto todo el mundo es listo…

camello udaipur

Comimos en los puestos callejeros (20 rupias, menos de 30 céntimos de euro por una “hamburguesa”) y fuimos a tomarnos un te a un bar que tenía vistas al lago. Tras el atardecer, vimos un espectáculo de danza tradicional de Rajastan que merece muchísimo la pena.

image

Solo pudimos estar un día en Udaipur, pero es un sitio muy cómodo y fácil en comparación al resto de las ciudades indias.

Etiquetas: